Estas son las ventajas y propiedades de los alimentos congelados

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La principal ventaja que tienen los alimentos congelados sobre los frescos es la rapidez con la que se preparan. Bastan apenas unos minutos para sacar el empaque del refri, meterla en el horno o el microondas y llevar la comida a la mesa ¡Así de sencillo!

Tienes que saber que, numerosos estudios, entre ellos uno realizado en la Universidad de Georgia en 2013, desmienten la generalizada idea de que los productos congelados alimentan menos. Desde el punto de vista nutricional, son similares cuando se comparan con los frescos recién comprados. En cambio, tienen ciertas ventajas sobre estos si ya llevan varios días en el refrigerador.

Estas son las ventajas y propiedades de los alimentos congelados

Los investigadores compararon los valores nutricionales de arándanos, fresones, brócoli, judías verdes, maíz, espinacas, coliflor y guisantes congelados con los equivalentes frescos. Una muestra la tomaron cuando estos últimos estaban recién comprados y otra al cabo de cinco o seis días de tenerlos en el congelador.

En la primera comparativa, los valores eran prácticamente iguales; en la segunda comprobaron que los frescos habían perdido parte de vitaminas como las A, C y ácido fólico. Eso ocurre porque en el momento en el que un alimento se congela, se detiene su proceso de evolución natural: se hacen más lentas las reacciones enzimáticas y tarda más en degradarse.

Estas son las ventajas y propiedades de los alimentos congelados

En cambio, los alimentos naturales siguen estando vivos, con lo que la oxidación no se detiene y tampoco la acción de las enzimas. Eso degrada el producto y hace que su valor nutricional disminuya.

Resultados parecidos derivaron de otras dos investigaciones llevadas a cabo por la Federación Británica de Alimentos Congelados. En dos terceras partes de las pruebas, las frutas y verduras congeladas tenían mayores niveles de vitamina C, polifenoles antioxidantes, luteína y beta-caroteno, que las frescas sometidas a refrigeración durante varios días.

¿Es cierto que los alimentos pierden el sabor en el congelador?

Existen diversos motivos para sostener estas afirmaciones. Uno de ellos es que las frutas y verduras que se van a congelar suelen recolectarse cuando ya están maduras, lo que garantiza que han alcanzado la densidad de nutrientes óptima. Otro es que el proceso de congelación es muy rápido e impide el deterioro de los nutrientes.

Estas son las ventajas y propiedades de los alimentos congelados

Todo eso es cierto en el caso de los productos crudos congelados. Pero no se puede decir lo mismo cuando se trata de los procesados. En ese caso, advierten los expertos, hay que tener en cuenta que se someten a procesos industriales, que requieren de aditivos, como la sal y el azúcar y conservantes artificiales. Además, se cocinan con procedimientos industriales que habitualmente contienen más grasa de la aconsejable.

Te puede interesar Te contamos 3 sencillos pasos para evitar que se eche a perder la comida del refri

LM