Crean “caja negra” para registrar los errores de la humanidad sobre el cambio climático

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Una gran caja asimétrica e indestructible está siendo construida con el objetivo de que registre cada paso dado por la humanidad en relación al cambio climático y a otros peligros que podrían conducir a un eventual “colapso de nuestra civilización”.

El proyecto, denominado ‘Earth’s Black Box‘ (‘Caja Negra de la Tierra’), guardará continuamente “cientos de datos, mediciones e interacciones relacionadas con la salud de nuestro planeta” que “se almacenarán de forma segura para las generaciones futuras”, explicó la página web del proyecto.

Te puede interesar: Reportan crecimiento récord de energías renovables en 2021

La estructura monolítica de acero de 10 x 4 x 3 metros contendrá discos duros alimentados por paneles solares con el objetivo de “proporcionar un relato imparcial sobre los eventos que llevaron a la desaparición del planeta”.

El objetivo es explicar a las futuras generaciones sepan qué pasó y tomen las medidas pertinentes.

“La idea es que si la Tierra colapsa como resultado del cambio climático, este dispositivo de grabación indestructible estará allí para quien haya quedado aprenda de ello”, declaró Jim Curtis, director creativo de la agencia australiana de marketing Clemenger BBDO, al diario español ABC.

Cuando reciba luz solar, la caja negra descargará los datos científicos y un algoritmo recopilará el material relacionado con el cambio climático de Internet. Los desarrolladores estiman que el dispositivo tendrá capacidad para almacenar datos durante los próximos 30-50 años.

Te puede interesar: Pretende Alemania eliminar uso del carbón en 2030

La “caja negra” está siendo construida en la costa oeste de la isla australiana de Tasmania y se espera que se complete a primeros de 2022. Sin embargo, los discos duros ya han comenzado a grabar, registrando la conferencia COP26 en Glasgow, que se celebró en noviembre de este año.

Curtis explicó al rotativo que es una forma de hacer presión para que los líderes políticos “rindan cuentas y para que quede constancia de su acción o inacción”.

JGR