¡A ching..! Palabras que tienen sus orígenes en la lengua gitana

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

“Chingar”, “chavo” o “gilí” son algunas palabras usadas por hispanohablantes que tienen origen en el caló, que es una variante del romaní que hablan los gitanos de España, Francia y Portugal, de acuerdo con la RAE. 

Los caloísmos, son las palabras que derivan del caló, que se usa bastante en el castellano. En el libro “La vida secreta de las palabras”, escrito por los integrantes de @EtimosDirectos Shayma Filali Baba Louartiti, Israel Villalba y Peru Amorrortu, expertos en filología e historia. 

La obra, publicada por La Esfera de los Libros, no pretende ser un diccionario etimológico de consulta, sino una lectura entretenida y curiosa, con la que expertos y cualquier otra persona pueda aprender y disfrutar.

La curiosidad es el único requisito para poder leer las páginas de este libro y conocer los secretos que ocultan las palabras que usamos en nuestra vida cotidiana. 

Te puede interesar: ¿Sabías que el Día de la Madre tiene relación con la salud y el feminismo? Aquí te contamos el verdadero origen

La vida secreta de las palabras

El insulto “gilí” (derivado de “gilipollas”), es derivado del caló “jilí” que significa “estúpido” o “necio”. 

Lo mismo pasa con la palabra “chingar”, tiene la raíz caló en “cinger” que significa “pelear”, y de ahí sale su significado de molestar. 

La palabra “chavo” utilizada en Latinoamérica y “chaval” en España, tienen el mismo origen, “chavo” que significa hijo pasó al castellano con el significado de “muchacho”. 

El libro nos explica como en los años 70 y 80 del Siglo XX, el caló nutrió las jergas juveniles, como “molar” que se interpreta como “valer” o “producir” por eso viene su aceptación entusiasta. 

Hay otros términos de origen caló como orígenes más oscuros, esto ocurrió por una confusión aumentada “por poca o nula atención” a lo largo de la historia. 

Te puede interesar: Seis apps secretas en iPhone que no sabías que tenías

EtimosDirectos

No fue hasta el Siglo XIX cuando aparecen las primeras obras sobre la extensión del habla del pueblo gitano en la península ibérica, también diccionarios y gramáticas que a veces no tenían rigor científico. 

A mediados del Siglo XX se publicaron los primeros trabajos sobre el caló y su impacto en el castellano, elaborados por el filólogo alemán Max Leopol Wagner y el español Carlos Clavería.

Por eso,este libro es una “pequeña ventana” al legado lingüístico, para que la etimología de las palabras “sirva para revalorizar la historia y la lengua de un pueblo mayormente ignorado a lo largo de la historia y que hoy en día se esfuerza por recuperar su legado e identidad”. 

El proyecto de @EstimosDirectos comenzó en octubre de 2016 como una iniciativa de Shayma Filali Baba, alentada por su profesor Israel Villalba. La cuenta fue creciendo poco a poco, y ahora cuenta con casi 100 mil seguidores en su cuenta de Twitter. 

AAM