Antecedería enjambre sísmico nacimiento de un volcán en Michoacán

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Los enjambres sísmicos registrados entre enero de 2020 y junio de 2021 en Michoacán podrían ser el anuncio del nacimiento de un volcán, advirtió Denis Xavier Francois Legrand, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM.

En conferencia de prensa virtual, explicó que es importante la vigilancia científica, ya que este fenómeno podría representar algún riesgo para la población, pues  se desconoce su duración exacta.

A su vez, Carlos Valdés González, director del Centro de Estudios Mexicanos UNAM-Costa Rica, informó que del 1 de mayo al 8 de junio de 2021, se registraron 242 microsismos en Michoacán, mientras que de enero a junio de este año se presentaron otros 305.

Te podría interesar: Advierte NASA sobre supervolcán que podría extinguir a la humanidad

Dijo que además en enero de 2020 hubo enjambres en la zona, con lo que suman a la fecha un total de cuatro mil 102 sismos, la mayoría que no son perceptibles por el humano.

México es un país volcanicamente activo, especialmente en esa región, donde hay más de mil 200 volcanes pequeños en el llamado campo de volcanes de Michoacán-Guanajuato”, señaló.

En este sentido, el experto recordó que en esa zona surgió en 1943 el volcán Paricutín, un nacimiento que fue antecedido por enjambres sísmicos.

En tanto, Denis Xavier Francois Legrand agregó que suponen que estos enjambres están asociados al movimiento del magma que no siempre llegan a la superficie.

Estos enjambres aparecieron en 1997, 1999 y 2006, y no llegó el magma a la superficie. Tal vez pasa lo mismo ahora, por lo que es muy importante seguir vigilándolos”, manifestó.

Te podría interesar: Captan momento en que meteorito cae dentro de volcán

En tanto que Luis Antonio Domínguez Ramírez, profesor de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Morelia, recomendó que los habitantes cercanos a la zona estén atentos de las emanaciones de gases que también acompañan al surgimiento de un volcán.

“La emisión de gases es hasta cierto punto fácil de detectar por el olor a azufre, así como las manifestaciones hidrotermales y afectaciones a la vegetación, que se secan cuando recibe temperaturas mayores a las acostumbradas desde el suelo, además de que contamos con el apoyo del Servicio Sismológico Nacional para los movimientos sísmicos”, subrayó”.

JGR