Conoce los beneficios de la conservación del arbolado y las áreas verdes

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

En la Ciudad de México cada vez son más escasas las zonas arboladas dentro de las comunidades urbanas, por lo que las tareas de conservación de estos espacios son vitales para mantener un equilibrio ambiental.

Fuera de las grandes zonas boscosas como el Bosque de Chapultepec o los grandes parques como el Bicentenario o La Mexicana, las autoridades, apoyadas por la sociedad civil y las empresas, se han dado a la tarea de preservar los “pulmones” que todavía nos quedan en la CDMX.

En días pasados, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalina supervisó los trabajos que se realizan en palmeras, como parte del “Programa de Saneamiento de Árboles y Palmeras de la Ciudad de México”:

Las zonas verdes en las ciudades son un pulmón que da vida, por lo que los trabajos de mantenimiento son vitales para el buen desarrollo de las comunidades.

Fueron 12 mil 302 las palmeras tratadas mediante podas y derribos, en el caso de aquellas que murieron por enfermedad o plaga.

Dicho programa, que inició en enero y que concluirá en diciembre, contempla trabajos de censo diagnóstico, poda, derribo, reforestación y aplicación de biológicos para el control de patógenos del suelo.

Además prevé la plantación de 492 árboles o palmeras, acordes a las condiciones de los sitios, mejora de suelos, aplicación de seis mil tratamientos de endoterapia, la colocación de dos mil 460 trampas para el monitoreo de insectos exóticos o nativos, así como la poda de muérdago en seis mil árboles infestados.

Este programa de manejo integral se aplica en las alcaldías Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Cuauhtémoc y Coyoacán.

El caso de Xoco

Otro ejemplo de la preservación del arbolado urbano son las obras de mitigación que la propia Sedema y los encargados del proyecto Mítikah llevaron a cabo en la calle Real de Mayorazgo, en la zona de Xoco, donde fueron reubicados 80 macetones, muchos de ellos con todo y árboles.

Te puede interesar: Obras en Xoco, ejemplo de mejoramiento urbano en CDMX

De los 80 macetones, 42 contaban con arbolado en buenas condiciones, por lo que se reubicaron en la misma calle de Real de Mayorazgo, entre Universidad y Puente de Xoco.

Asimismo, se acordó que, como parte de las medidas de mitigación y mejoramiento urbano en la zona, todos los macetones en condiciones de ser rehabilitados serán vegetados con árboles y plantas polinizadoras para su reubicación en los sitios determinados, en coordinación con los habitantes de Xoco.

Las zonas verdes en las ciudades son un pulmón que da vida, por lo que los trabajos de mantenimiento son vitales para el buen desarrollo de las comunidades.

La Sedema también solicitó a los desarrolladores del proyecto inmobiliario la creación de seis hoteles para polinizadores en la Avenida México Coyoacán, que funcionan como lugares de refugio y descanso para mariposas, polillas, abejas, abejorros y escarabajos.

La reubicación de los macetones obedece a la construcción, también en Real de Mayorazgo, de un paso a desnivel vehicular, un espacio público arbolado y un carril compartido, para tránsito peatonal, ciclista y vehicular, que funciona desde el pasado domingo 3 de octubre de 2021.

Te puede interesar: Obras en Xoco, apegadas a la legalidad y aceptación ciudadana: Sedema

Para habilitar dicho carril compartido en condiciones de seguridad, se lleva a cabo la rehabilitación de banquetas y la instalación de luminarias, así como la colocación de señales verticales y horizontales.

De acuerdo con las autoridades, en el Proyecto Integral para la Mejora de Xoco son incorporadas las medidas de mitigación determinadas por esta Secretaría para el proyecto Mítikah.