Sin avances y un alto al fuego, concluye negociación entre Rusia y Ucrania

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Este martes, terminaron las negociaciones entre Rusia y Ucrania en Estambul, pese a ello,  no lograron acordar un alto el fuego. Sin embargo, Moscú reducirá las operaciones militares en áreas donde sus fuerzas están perdiendo terreno mientras Kiev pidió garantías de seguridad a los miembros de la Unión Europea y la OTAN.

Un negociador ucraniano dijo que su país está buscando garantías territoriales que no incluya las áreas controladas por Rusia y que Kiev está dispuesta a discutir el estatus de Crimea ocupada. Rusia indicó que era posible una reunión entre el presidente Vladimir Putin y su homólogo ucraniano Volodímir Zelenski

La delegación de Rusia salió de Estambul sin fijar fecha y hora para futuras conversaciones, según una persona cercana a la delegación de Moscú.

Las naciones europeas expulsaron a más diplomáticos rusos de sus capitales, incluso cuando las acciones subieron y el petróleo cayó por el optimismo por el progreso en las negociaciones.

Vladimir Putin sigue acumulando sanciones

Países Bajos anunció la expulsión de 17 oficiales de inteligencia rusos y Bélgica dijo que expulsaría a 21 por espionaje. Macedonia del Norte también declaró a cinco diplomáticos personas no gratas por violar convenciones diplomáticas. La República Checa, que expulsó a decenas de rusos de la embajada en Praga el año pasado, apuntó este martes que le estaba diciendo a uno más que abandone el país.

Desde la invasión del mes pasado, los miembros de la Unión Europea han expulsado a diplomáticos rusos, incluidas las tres naciones bálticas, que expulsaron a 10 personas; Bulgaria, que expulsó a 10 más; y Polonia, que ordenó la salida de 45.

La policía de Eslovaquia expulsó a tres diplomáticos rusos después de que detuviera a cuatro personas sospechosas de espiar para Moscú. Alemania también está considerando expulsar a los presuntos espías, adelantó un funcionario este martes.

A estos anuncios se suma el de Polonia, que adelantó que planea prohibir las compras de carbón desde Rusia y, en cambio, buscar suministros de países como Australia, Colombia y Estados Unidos, explicó la ministra de Medio Ambiente, Anna Moskwa.

El país, que ha estado importando alrededor de 8 millones de toneladas de carbón ruso al año, ha pedido a la Unión Europea que prohíba las exportaciones de energía de Rusia en respuesta a su invasión de Ucrania.

También lee: Rechaza Rusia términos para lograr la paz