Biden encamina su lucha ambiental al detener oleoducto en Alaska y volver al Acuerdo de París

Biden encamina su lucha ambiental al detener oleoducto en Alaska y volver al Acuerdo de París

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

En su primer día como presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tomó su primeras acciones radicales para la protección ambiental y lucha por el cambio climático, tras reincorporarse al Acuerdo de París y la revocación del permiso presidencial otorgado al controvertido oleoducto Keystone XL en Alaska.

“Esta tercera que voy a firmar mientras todos están aquí es el compromiso de que vamos a reintegrarnos en el Acuerdo Climático de París a partir de hoy”, dijo Biden a los periodistas sentado en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Esa orden ejecutiva sirve para reafirmar el compromiso de Washington con el Acuerdo de París, el cual pactan con más naciones limitar el calentamiento global en dos grados centígrados con respecto a la era preindustrial.

Te puede interesar: Video: Firma Biden sus primeros 15 decretos para borrar legado de Trump

Estados Unidos se retiró oficialmente el 4 de noviembre del año pasado, solo un día después de las elecciones presidenciales y sin que se conociera todavía si el vencedor era Biden o Trump.

No obstante, cabe recordar que Trump ordenó la retirada de su país del acuerdo en junio de 2017 y, durante su mandato, rescindió decenas de regulaciones medioambientales y se posicionó siempre del lado del sector de los combustibles fósiles.

En su momento, el ex mandatario calificó el pacto de París como “un desastre total” que dañaría la competitividad estadounidense al permitir “una transferencia gigante de la riqueza estadounidense a las naciones extranjeras que son responsables de la mayor parte de la contaminación del mundo”.

En su primer día como presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tomó su primeras acciones radicales para la protección ambiental y lucha por el cambio climático, tras reincorporarse al Acuerdo de París y la revocación del permiso presidencial otorgado al controvertido oleoducto Keystone XL en Alaska.

Por su parte, Biden notificó a las Naciones Unidas que Estados Unidos se reincorpora al acuerdo climático antes del final del día, y que el reingreso entrará en vigor 30 días después.

Seguir leyendo: Biden detiene construcción del muro fronterizo con México

Ante estos primeros movimientos contra el cambio climático, los ambientalistas dijeron que las acciones del demócrata, algunas de las cuales podrían demorar años en implementarse, renuevan el compromiso de EU de salvaguardar el medio ambiente y le indican al mundo que su país ha regresado a la lucha global para la protección ambiental.

“Si bien estamos agradecidos por esta acción, también sabemos que esto es solo el comienzo. Necesitamos que nuestro país funcione plenamente con energía limpia, y debemos hacerlo de forma rápida y exhaustiva ”, dijo Andrea McGimsey, directora senior de la campaña Soluciones al Calentamiento Global de Environment America. “Los días de la tecnología del siglo XIX sucia que quema combustibles fósiles deben estar contados para llegar a un mañana más limpio”.

Otras acciones de Biden contra el cambio climático

Las medidas marcan una reprimenda dramática al enfoque pro-industria del presidente Donald Trump hacia la energía y el medio ambiente. Incluso, Biden ordenó a las agencias que revisaran y abordaran las políticas de la era Trump “que eran dañinas para la salud pública, dañinas para el medio ambiente, no respaldadas por la mejor ciencia disponible o no en el interés nacional”.

Leer más: Video: Llama Joe Biden a la unidad; repudia la violencia

El presidente también ordenará que reconsideren otras políticas de la era Trump, incluyendo medidas que gobiernan los estudios sísmicos del petróleo en el Golfo de México, permitiendo la construcción de carreteras a través del Bosque Nacional de Tongass de Alaska y revisando los estándares de eficiencia para electrodomésticos. Otro objetivo: una regla de Trump que reduce el alcance de las revisiones de agencias gubernamentales sobre cómo sus decisiones afectan el medio ambiente.

Acuerdo de París, alaska, Casa blanca, Estados Unidos, Joe Biden, Keystone XL - Informe Confidencial

Biden ha prometido eliminar las emisiones de dióxido de carbono de la generación eléctrica para 2035 y alcanzar “100% de energías limpias” para 2050. El sector petrolero ha señalado que quiere trabajar con Biden, pero ha solicitado no prohibir definitivamente las energías fósiles.

Entre otras de sus acciones está dirigir a la Agencia de Protección Ambiental y al Departamento de Transporte a considerar la revisión de los estándares de economía de combustible de los automóviles y emisiones de escape que se relajaron bajo Donald Trump.

De igual forma, ordenará al Departamento del Interior que revisara los límites de los monumentos reducidos durante el gobierno de Trump, incluyendo el Monumento Nacional Orejas de Oso de Utah, que estaba en 220 mil acres de su huella original de 1.4 millones de acres.

Asimismo, revocó el permiso presidencial para el proyecto de extensión del oleoducto Keystone XL. Biden emitió una orden ejecutiva el miércoles por la tarde para disolver el permiso emitido por el expresidente Trump. 

La construcción de la extensión del oleoducto Keystone XL fue paralizada antes de la esperada decisión del presidente estadounidense Joe Biden de revocar el permiso existente, dijo este miércoles la empresa matriz del oleoducto, TC Energy, en un comunicado; el permiso de construcción de Keystone XL fue otorgado en 2019 por Trump.

AE

Artículos relacionados