Luce una piel radiante y saludable con estas mascarillas

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Debes saber que el estrés, la contaminación, el maquillaje y la falta de cuidados pueden provocar que la piel de tu cara se vea poco saludable, ante esto, una de las mejores soluciones es recurrir al uso de las mascarillas.

Por eso, te compartimos algunas que puedes realizar con productos que tienes en casa y que, además de cerrar los poros de la cara, hidratarán tu cutis. Recuerda que antes debes tener tu rostro muy limpio para que tu piel absorba todos los nutrientes.

Las mejores mascarillas para tu piel

  • Mascarilla con avena: este cereal tiene el poder de limpiar los poros y mejorar su apariencia. Para prepararla, necesitas licuar una taza de avena junto con la yema de un huevo.  Luego, aplícalo en tu rostro por 15 minutos y retira con agua tibia.
  • Mascarilla con bicarbonato de sodio: este producto, que puedes encontrar en las farmacias, te ayudará a tener una piel hermosa. Revuelve bicarbonato y agua tibia en partes iguales hasta crear una pasta. Aplícala en tu rostro con movimientos delicados y circulares y déjala actuar por 10 minutos. Repite cada tres días.
  • Mascarilla con pepino, limón y agua de rosas: en un recipiente prepara un poco puré de pepino, añade dos cucharaditas de limón y agua de rosas. Moja una toalla para el rostro con esta mezcla y colócala sobre tu cara. Deja reposar 15 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Mascarilla de harina de trigo y limón: en un recipiente mezcla medio vaso de agua tibia, 3 cucharadas de harina de trigo y jugo de medio limón.  Haz una pasta bastante espesa y aplícala sobre tu rostro durante 20 minutos y procura no gesticular.

Retírala después con agua fresca, para luego aplicarte tu crema hidratante de siempre.  Esta mezcla es ideal para hacerla por las noches y dos veces por semana.
Perfecto para hacerla por las noches y dos veces por semana.

El limón es un gran astringente, ideal para tratar el exceso de grasa, los puntos negros y los poros dilatados.  En cuanto a la harina de trigo aporta nutrición, atenúa el efecto graso, hidrata, da elasticidad y cierra los poros abiertos 

  • Mascarilla con bicarbonato de sodio, leche y clara de huevo: necesitas mezclar medio vaso de leche tibia, una cucharada de bicarbonato de sodio y la clara de un huevo.

Mezcla bien los ingredientes con una cuchara hasta que quede homogéneo y unificado.  Utiliza un algodón para aplicarla sobre tu rostro y masajea tu piel en lugar de dejarla actuar. Haz círculos con el algodón para tonificar y estimular el poro, de ese modo el bicarbonato actuará mejor.  Una vez hayas masajeado tu cutis durante 15 minutos, enjuaga con agua fresca e hidrata con una crema que utilices.

Te puede interesar Estos son los usos del agua de arroz para lucir siempre bella

LM