¡Cuídalos! Así puedes identificar a tiempo el cáncer en perritos

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Parte de que nuestros perros vivan más, es debido a las buenas atenciones veterinarias y cuidados que se les dan en el transcurso de su vida, sin embargo, y desafortunadamente, la vejez trae consigo muchos problemas, como el cáncer.

Por suerte, cuando el cáncer se detecta a tiempo es más probable que pueda ser tratable, por lo que es importante conocer sus síntomas para identificarlo a tiempo y pedir ayuda veterinaria antes de que el cáncer avance.

 Así puedes identificar a tiempo el cáncer en perritos

Síntomas de cáncer en perros

Los síntomas de cáncer en perros pueden variar muchísimo ya que existen muchos tipos de cáncer, por lo que es casi imposible hacer un diagnóstico basado sólo en ellos; sin embargo, aquí te decimos algunos de los síntomas más comunes:

  • Masas, especialmente aquellas que están creciendo.
  • Lesiones que no sanan, incluso después del tratamiento.
  • Dificultad para ir al baño (orinar y/o defecar).
  • Vómitos y/o diarrea.
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso.
  • Problemas para comer o tragar.
  • Letargo y falta de voluntad para hacer ejercicio.
  • Rigidez o cojera.
  • Dificultad para respirar.
  • Mal olor.

Si tu perro muestra cualquiera de los signos clínicos anteriores, llévalo inmediatamente al veterinario, ya que, si no es cáncer, podría ser un problema de salud que necesita tratamiento.

Así puedes identificar a tiempo el cáncer en perritos

Tipos de cáncer más comunes en perros

Sorprendentemente, los perros pueden sufrir muchos de los mismos tipos de cáncer que los humanos. Algunos de estos tipos de cáncer están influenciados por la genética y son más comunes en ciertas razas (aunque la mayoría puede afectar a casi cualquier raza o tamaño de perro).

Hemangiosarcoma en perros

Éste es un tipo de tumor que afecta las células endoteliales, y es más común en perros de mediana y avanzada edad, y en razas como los Golden Retrievers y los Pastor Alemán.

Así puedes identificar a tiempo el cáncer en perritos

Linfoma en perros

El linfoma es un cáncer que afecta el sistema linfático. Primero se puede ver en los ganglios linfáticos y generalmente aparecerá como glándulas inflamadas debajo del cuello, delante de los hombros y detrás de la rodilla. También puede afectar el tejido linfático en otras áreas del cuerpo, incluido el sistema digestivo. Este tipo de cáncer en los perros puede causar hinchazón interna y enfermedades que causan problemas con la respiración y la digestión. Los Caniches Estándar, los Golden Retrievers y los Pastores Australianos son las razas con mayor riesgo de padecerlo.

Tumores de mastocitos en perros

Los tumores de mastocitos en perros pueden desarrollarse en casi cualquier parte del cuerpo del perro, pero generalmente se muestran como una lesión en la piel. La gravedad de estos tumores caninos puede variar de benigna a agresiva. Algunas investigaciones sugieren que la genética tiene mucho que ver, y que los Boxers son los más susceptibles a padecerlos.

Tratamiento de cáncer en perros

Debido a que muchos tipos de cáncer en perros son los mismos que en los humanos, los tratamientos también son bastante similares. El tipo de tratamiento que recomiende tu veterinario dependerá del tipo de cáncer, el tamaño del tumor, en dónde se encuentra éste, y si se expandió. Ya tu veterinario te recomendará una combinación de tratamientos que logren atacar el tumor existente y prevengan el regreso del cáncer en otro momento.

Así puedes identificar a tiempo el cáncer en perritos

Se puede sugerir cirugía, pero este tratamiento puede no ser adecuado para cánceres que se han extendido a otros lugares. Otros tipos comunes de tratamiento incluyen radioterapia y quimioterapia. Es importante saber que la quimioterapia no se realiza de la misma manera que en los humanos; los perros reciben dosis más bajas de medicamento, y esto se hace para minimizar los efectos secundarios, los cuales, de otra forma podrían reducir la calidad de vida de tu perro, generándole náuseas y haciéndolo sentir enfermo todo el tiempo. Además, esto también ayuda a evitar la pérdida de pelo en tu perro, que es contrario a lo que sucede en los humanos.

Además de tratar el cáncer, el veterinario recomendará tratamientos para minimizar los impactos de la enfermedad. Por ejemplo, si tu perro ha perdido mucho peso, podría recomendarle una dieta más energética. Si tu perro tiene molestias o dolor, podrá administrar medicamentos que ayuden a aliviarlo.

Si sospechas que tu perro tiene un tumor, detectarlo a tiempo es clave para darle la oportunidad de atenderse y recuperarse por completo. Por eso asegúrate siempre de llevar a tu perro a chequeos veterinarios regulares para que puedas estar atento a cualquier síntoma de cáncer de perro.

Te puede interesar Estos son los olores que más detestan los perros

LM