Bebedores de café tienen menos probabilidad de padecer del hígado

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Los investigadores creen que la cafeína combate la cirrosis hepática

Los investigadores creen que la cafeína combate la cirrosis hepática

Beber hasta tres o cuatro tazas de café con cafeína o descafeinado al día reduce el riesgo de desarrollar y morir por enfermedades hepáticas crónicas, según reciente estudio.

Los bebedores de café tenían un 21% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad hepática crónica, un 20% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad crónica o del hígado graso y un 49% menos de probabilidades de morir por una enfermedad hepática crónica que los no bebedores de café, según el estudio publicado el lunes en la revista BMC Public Health.

Los investigadores creen que la cafeína combate la cirrosis hepática

«El café es ampliamente accesible y los beneficios que obtenemos de nuestro estudio pueden significar que podría ofrecer un posible tratamiento preventivo para la enfermedad hepática crónica», dijo el autor del estudio, el Dr. Oliver Kennedy, que forma parte de la facultad de medicina de la Universidad de Southampton en Reino Unido, en un comunicado.

El beneficio del café se da porque el contiene moléculas llamadas kahweol y cafestol, que reducen la inflamación del hígado (hepatitis).

Bebedores de café tienen menos probabilidad de padecer del hígado

Los diagnósticos de enfermedad del hígado graso no alcohólico, que afecta a personas obesas, con sobrepeso o que tienen diabetes, colesterol alto o triglicéridos altos, se han más que duplicado en los últimos 20 años, según la Fundación Estadounidense del Hígado, afectando hasta un 25% de los estadounidenses.

Te puede interesar 5 hábitos al tomar café que podrían acortar tu vida

«La intolerancia a la cafeína puede limitar los aumentos en el consumo de café y, por lo tanto, el café descafeinado puede ser una alternativa preferible”, señalaron.

Los investigadores creen que la cafeína combate la cirrosis hepática

Los estudios anteriores también sugirieron que las personas con problemas de sueño o diabetes no controlada deberían consultar con un médico antes de agregar cafeína a sus dietas.

Y, por supuesto, estos beneficios no se aplican a los niños. Los niños y adolescentes no deben beber refrescos, cafés, bebidas energéticas u otras bebidas con cualquier cantidad de cafeína, según la Academia Estadounidense de Pediatría.

LM