Aguas Profundas | Andy y los sin calcetines

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Son jóvenes de poco más de 30 años que se mueven en los círculos petroleros, los contratistas de Pemex les dicen “los sin calcetines”, comen bien en los restaurantes de Polanco, según nos dicen, y les gusta el champagne, hasta cuatro botellas en una sentada.

Dicen ser amigos de Andy y tienen la capacidad de conseguir que a los contratistas les paguen desde la Torre de Pemex a cambio de comisiones muy interesantes, nos dicen que pueden ser de hasta el 30% y la gente, atorada como está con los pagos, los busca porque los necesita, pero además son de probada efectividad, en los casos más difíciles, con pagos pendientes que se tienen desde el 2019 o el 2018, los resuelven en un máximo de dos meses.

Te puede interesar: Aguas Profundas | Huachicol e Ixachi: fracasos de Pemex

Hasta ahora no hay falla con ellos, su contacto se pasa de boca en boca, pero su influencia está limitada al cobro, no a la obtención de contratos El caso Ixachi es un ejemplo. Ahí Marcos Herrería, director de administración de Pemex, tiene a Carlos del Ángel Pérez, director de III Servicios, los mismos que hicieron el monumento de la Suavicrema, cuidando el negocio y al jubilado Miguel Ángel Lozada, como asesor técnico informal y se dedican a dirigir las licitaciones, la última en el campo mencionado es un desastre porque falsificaron una carta de crédito.

Pemex busca recuperar su monopolio en el sector de los combustibles, pues el sector privado lo ha superado por mucho.

El tema es así: Process Point Energy Services, Process Point México que son empresas de papel de Antonio Icaza y Todd Rutherford y que supuestamente se harían cargo de conseguir el financiamiento.

El negocio incluía a ESEASA Offshore, ESEASA Construcciones, de Abraham Santos, CAABSA Constructora y CAABSA Infraestructura, de Luis y Mauricio Amodio, quienes quisieron firmar un contrato con Pemex para construir la batería de separación de Ixachi con una carta de crédito por 798 millones de dólares emitida por Lloyds Bank y Santander que resultó falsa.

Te puede interesar Aguas profundas | CFE salva a empresas españolas 

Lo que dicen es que todo este entramado lo hizo Tikkun Olam Global, otra empresa de mentiras, pero que es de Ricardo Juárez, el operador financiero de Process Point.

Buzos

1.- La secretaria de Energía, Rocío Nahle, cambió a la mala el marco legal de la industria eléctrica y le cayeron encima un montón de abogados con más de mil 700 amparos porque todo esto que han hecho es inconstitucional. La duda es ¿se mantendrán así de no lograr el cambio constitucional?

2.-Pemex tuvo una pérdida neta de 124 mil 66 millones de pesos en el cuarto trimestre de 2021 y una utilidad de 96 mil 165 millones. Ya no es negocio, aunque se sigue gastando en su financiamiento. Nos comentan desde la Torre que la apuesta por el refinamiento en EU y en Dos Bocas es correcto, pero ni eso oxigena a la empresa convertida en un barril sin fondo.

3.- Entre 2019 y 2021 Pemex TRI perdió casi 455 mil millones de pesos, la peor división; sin embargo, la necedad de ser autosuficientes en la autonomía en combustibles sigue y se va a poner peor. Haga cuentas: son casi 1,500 millones de dólares por el 50% de Deer Park y su deuda, más una cantidad que el gobierno se aferra en ocultar, y que podría llegar a los 12 mil millones de dólares para Dos Bocas, que el gobierno federal inaugurará el 2 de julio aunque solo estará lista la primera de las tres fases.

Twitter: @luiscarrujos

Vía: El Sol de México 

JGR