Unifican senadores postura sobre regulación de vapeadores y cigarros electrónicos

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Legisladores de diversas bancadas, especialistas y usuarios de cigarrillos electrónicos, así como vapeadores, coincidieron en la necesidad de regular la venta y utilización de estos dispositivos como alternativa para reducir el tabaquismo y generar ingresos fiscales hasta por 12 mil millones de pesos al año.

En el Foro Hablemos de Vapeo, organizado por el senador Salomón Chertorivski y el diputado Sergio Barrera, ambos de Movimiento Ciudadano, todos los participantes hicieron un llamado a no prohibir estas alternativas

Sergio Barrera expuso que los llamados vapeadores cuentan con cerca de cinco millones de usuarios ocasionales y casi un millón de consumidores regulares en el país, en su gran mayoría menores de edad que tienen acceso a estos dispositivos de forma ilegal.

Barrera detalló que, de regular el sector, se podrían recaudar aproximadamente 12 mil 748 millones de pesos, lo que permitiría un aumento de ocho por ciento del presupuesto transferido a estados y municipios.

Legisladores coinciden que lo mejor es la regulación de las alternativas para disminuir el uso del tabaco y no prohibirlas como pretenden algunos sectores.

A su vez, Salomón Chertorivski lamentó que el gobierno apueste por prohibir ya que resulta abiertamente inconstitucional frente al mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que desestimó la prohibición absoluta.

Legisladores coinciden en regular alternativas

La presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara Alta, la morenista Lilia Margarita Valdez Martínez, consideró que se debe tener una regulación completa y equilibrada para que todos salgan ganando.

“Probablemente en las administraciones pasadas había discordia entre los diferentes Poderes de la nación, así que ahora se busca que haya un trabajo en conjunto para tener una transformación”, enfatizó.

Te puede interesar: Expertos exhortan a OMS modernizar política para controlar uso de tabaco”

Adelantó que este evento fue el primero de muchos y vamos a tener otros espacios para seguir escuchando a más voces, así como informar a los menores de edad sobre este tipo de productos.

Legisladores coinciden que lo mejor es la regulación de las alternativas para disminuir el uso del tabaco y no prohibirlas como pretenden algunos sectores.

“Se trabajará de manera intensa para que se tenga la mejor redacción posible a la hora de legislar”, expresó.

Su compañero de bancada, Ernesto Pérez Astorga, agradeció la participación de todas las voces que hoy participaron.

“La responsabilidad de las y los legisladores es tomar las mejores decisiones, por este motivo me comprometo a presentar una iniciativa para la regulación sobre estos nuevos productos de tabaco y nicotina y que vaya en conjunto con la presidenta de la Comisión Esta iniciativa sería presentada a la brevedad y con el objetivo de tener la mejor regulación para México”, indicó.

Los diputados Javier González, del PRI, y Andrés Pinto, del PVEM, coincidieron en la necesidad de regular los “vapeadores” lo más pronto posible para contribuir a la solución del grave problema de salud pública que es el tabaquismo.

Señalaron, además, que la regulación permitiría generar recursos fiscales, pues cada “vapeador” cuesta aproximadamente 200 pesos y anualmente se podrían recaudar alrededor 12 mil millones para canalizarlos a estados y municipios.

Por el sector académico, Roberto Allán Sussman, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), negó que los cigarros electrónicos provoquen graves daños a la salud, pues su toxicidad es una mínima parte de la que tiene el tabaco.

“El cigarro electrónico es una de las opciones que deben de tener los fumadores. Hay una evidencia moderada de que el cigarro electrónico puede funcionar y, bueno, la regulación es necesaria y la información que estoy dando es algo que debería estar en manos de Cofepris para regularlos adecuadamente, porque si no están bien regulados entonces la toxicidad puede ser mucho mayor”, dijo.

Finalmente, por la sociedad civil participó Javier Fernández, usuario de cigarros electrónicos, señaló la importancia de tener una regulación del “vapeo” y no una prohibición, al mismo tiempo que lamentó que funcionarios de la salud no hayan asistido al foro.

“Vengo como usuario; queremos un mercado formal y regulado. Fumé hasta los 40 años y llevó 10 años vapeando”, indicó.