¿Qué es la OTAN y cuál es su función?

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

En el conflicto entre Rusia y Ucrania, la OTAN ha sido una de las organizaciones que han tomado postura al respecto, es por ello que a continuación te decimos qué es esta alianza, para qué fue formada y qué naciones la conforman.

El origen de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, (OTAN), se da dentro de la firma del Tratado de Washington de 1949, mediante el cual diez países de ambos lados del Atlántico (Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal y Reino Unido) se comprometieron a defenderse mutuamente en caso de agresión armada contra cualquiera de ellos.

Así nació una Alianza que vinculaba la defensa de América del Norte con un conjunto de países de Europa Occidental sobre la base del artículo 51 (Capítulo VII) de la Carta de Naciones Unidas, que reconoce el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, en caso de ataque armado.

Funciones de la OTAN

La finalidad de la OTAN es garantizar la libertad y la seguridad de sus países miembros por medios políticos y militares”.

POLÍTICAS: promueve valores democráticos y permite que los miembros se consulten y cooperen cuestiones relacionadas con la defensa y la seguridad para solventar problemas, fomentar la confianza y, a largo plazo, evitar conflictos.

MILITARES: tiene un compromiso de resolución pacífica de controversias. Cuando los esfuerzos diplomáticos no dan fruto, la fuerza militar emprende operaciones de gestión de crisis. Estas operaciones se llevan a cabo bajo la cláusula de defensa colectiva del tratado fundacional de la OTAN (Artículo 5 del Tratado de Washington) o por mandato de las Naciones Unidas, por sí sola o en cooperación con otros países y organismos internacionales.

DEFENSA COLECTIVA

La OTAN opera con arreglo al principio de que un ataque contra uno o varios de sus miembros se considera un ataque contra todos. Este es el principio de defensa colectiva, consagrado en el Artículo 5 del Tratado de Washington.

Hasta la fecha, el Artículo 5 se ha invocado en una ocasión, en respuesta a los ataques terroristas del 11S de 2001 en los Estados Unidos.

EL VÍNCULO TRANSATLÁNTICO

La OTAN es una alianza de países de Europa y Norteamérica. Constituye un enlace único entre estos dos continentes, lo que les permite consultar y cooperar en el campo de la defensa y la seguridad y realizar juntos operaciones multinacionales de gestión de crisis.

Todos los días, los países miembros consultan y toman decisiones sobre asuntos de seguridad a todos los niveles y en distintos campos.

Una “decisión de la OTAN” es la expresión de la voluntad colectiva de los 30 países miembros, ya que todas las decisiones que se toman son consensuadas.

Cientos de funcionarios, así como expertos civiles y militares, acuden todos los días a la sede de la OTAN para intercambiar información, compartir ideas y, cuando es necesario, ayudar a preparar decisiones, en cooperación con las delegaciones nacionales y el personal de la sede de la OTAN.

PAÍSES QUE INTEGRAN LA OTAN

Estados Unidos (1949)

Bélgica (1949)

Canadá (1949)

Francia (1949)

Italia (1949)

Dinamarca (1949)

Islandia (1949)

Luxemburgo (1949)

Noruega (1949)

Países Bajos (1949)

Portugal (1949)

Reino Unido(1949)

Grecia (1952)

Turquía (1952)

Alemania(1955)

España (1982)

Polonia (1999)

Hungría (1999)

República Checa (1999)

Eslovaquia (2004)

Eslovenia (2004)

Bulgaria (2004)

Estonia (2004)

Letonia (2004)

Lituania (2004)

Rumanía (2004)

Croacia (2009)

Albania (2009)

Montenegro (2017)

Macedonia del Norte (2020)

¿Cuáles son las razones de Estados Unidos y la OTAN para no enviar tropas a Kiev?

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha gastado un enorme capital diplomático en contrarrestar el ataque ruso a Ucrania, también ha dejado en claro que los estadounidenses no están dispuestos a combatir, aunque los rusos claramente lo están.

Además, descartó enviar fuerzas a Ucrania para rescatar a ciudadanos estadounidenses, si llegara el caso. De hecho, sacó del país tropas que estaban sirviendo como asesores y monitores militares.

En primer lugar, hay que recordar que Ucrania no está en el vecindario de Estados Unidos. ni se encuentra en su frontera. Tampoco alberga una base militar estadounidense. No tiene reservas estratégicas de petróleo y no es un socio comercial importante.

Los ciudadanos centran sus intereses en cuestiones económicas, especialmente en el aumento de la inflación, algo que Biden debe tener en cuenta a medida que se avecinan las elecciones de mitad de período.

En Washington, la crisis en Ucrania está en el centro de las preocupaciones de legisladores tanto republicanos como demócratas, que exigen sanciones más duras contra Rusia.

Pero incluso voces de línea dura como el senador republicano Ted Cruz no quieren que Biden envíe tropas estadounidenses a Ucrania y “comience una guerra con Putin”.

El senador republicano Marco Rubio, otro halcón de la política exterior, ha dicho que la guerra entre las dos potencias nucleares más grandes del mundo no sería buena para nadie.

Una situación distinta ocurriría si Ucrania fuera parte de la OTAN, pues en esa organización se asume que un ataque contra cualquiera de sus miembros es un ataque contra todos. Ese es el compromiso fundamental del Artículo 5, que obliga a todos los miembros a defenderse unos a otros.

Pero Ucrania no es miembro de la OTAN, un factor citado por Blinken para explicar por qué los estadounidenses no lucharán por los valores que defienden con tanta energía.

Aquí hay cierta ironía, dado que el conflicto surge de las demandas de Putin de garantías de que nunca se permitirá que Ucrania se una a la alianza militar y de la negativa de la OTAN a dárselas.

También lee: Declara Anonymous “ciberguerra” contra Rusia