Invaden armas ilegales México; hay 13 millones

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

En México circulan más de 13 millones de armas de fuego sin registro en hechos de violencia y actividades criminales, convirtiéndolo en el quinto país del mundo con esta problemática, reconoció la Secretaría de Relaciones Exteriores.  

Al participar en la sesión del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el marco del Día Interamericano para Contrarrestar la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, el consultor jurídico de la cancillería, Alejandro Celorio señaló que entre el 70 y el 90 por ciento de las armas encontradas en escenas del crimen se rastrean a su origen a los Estados Unidos.

El Small Arms Survey calcula que “hay más de 13 millones de armas sin registro en circulación en nuestro país a pesar de que las leyes mexicanas de posesión de armas son estrictas y solo existe una oficina administrada por el ministerio de Defensa (…) para que los civiles puedan solicitar permiso y comprar armas de fuego”, afirmó Alejandro Celorio Alcántara, durante su intervención.

El gobierno calcula que “cada año se trafica más de medio millón de armas de fuego desde los Estados Unidos hacia nuestro país”, añadió el experto con motivo de la conmemoración en la OEA del Día Interamericano para Contrarrestar la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego.

Según cifras oficiales, entre el 70 y 90% de las armas encontradas en escenas del crimen en México “se rastrean a su origen” en Estados Unidos, lo cual, según Celorio, es un problema no sólo por la cantidad sino por sus características, puesto que muchas están diseñadas para uso militar.

Esto otorga a los grupos criminales un poder de fuego significativo, cuya consecuencia son “masacres que dejaron decenas de muertos en un par de minutos”.

Celorio dijo que el gobierno ha trabajado con Estados Unidos para combatir y prevenir el tráfico ilícito de armas provenientes de territorio estadounidense, con éxito a nivel de aduanas en la frontera y en perseguir a los delincuentes, pero quedaba pendiente otro componente: las empresas que las manufacturan y distribuyen.

En agosto de 2021 México puso una demanda civil por daños contra estas empresas por estimar que “sus actividades negligentes e ilícitas facilitan el tráfico de su producto cogenerando esta espiral de violencia”, explicó Celorio, poniendo énfasis en que no es contra el gobierno de Estados Unidos, los ciudadanos estadounidenses ni su sistema jurídico.

Pero “los gobiernos tenemos la oportunidad de animar a nuestro sector privado para que se conduzcan con la debida diligencia, el debido cuidado, prevengan que sus productos causen un daño y que en el caso de armas y más de las armas de diseño para uso militar caigan en manos de criminales”, agregó.

El representante de Estados Unidos ante la OEA, Bradley Freden, dijo que su país “reconoce su responsabilidad para cumplir con su parte en prevenir la exportación ilegal de armas de fuego a nuestros vecinos, y se compromete a trabajar con México, el Caribe, América Central y otros países de la región para detener el movimiento ilegal de armas de fuego a través de las fronteras”.

También lee: Crearán fondo para dar seguridad social a periodistas