Dejan libre a un implicado más en estafa al Infonavit

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El ex coordinador General Jurídico del Infonavit, Alejandro Gabriel Cerda Erdmann, llegó a un acuerdo de colaboración con la Fiscalía General de la República (FGR), con el que logró abandonar el Penal del Altiplano, tras acordar proporcionar información sobre el Telra Realty-Infonavit.

De acuerdo con la defensa de Cerda, la FGR acordó concederle el beneficio tras haberle tomado una primera declaración relacionada con la indemnización de más de 5 mil millones de pesos a Telra, por la terminación anticipada del contrato del programa de Movilidad Hipotecaria.

“El señor Cerda ya no está preso, ya salió. Eso es muy importante y salió después de un intento, aguantó 6 meses en el Altiplano. Ustedes comprenderán, sería absurdo y escalofriante que el gobierno quisiera una pena de 30 años o más para dos funcionarios menores del Infonavit que actuaron por instrucciones de la dirección y del Consejo de Administración”, dijo el abogado en rueda de prensa.

Esta liberación se da luego de seis meses en los que estuvo preso Alejandro Gabriel Cerda luego de haber sido detenido junto con Omar Cedillo Villavicencio, ex Secretario General Jurídico del Infonavit, ambos integrantes de la gestión de David Penchyna al frente del instituto.

Te puede interesar: Sin investigación, dinero que entregaron los El-Mann en cheques al Infonavit

“Vemos al señor Cerda como una víctima de tortura judicial y yo creo que todos los humanos tenemos un umbral de resistencia, el umbral de resistencia del señor Cerda fue de 6 meses y entendemos cuáles son las circunstancias por las que pudo haber declarado y en su momento obtener su libertad”.

Hay que mencionar que en el 2017, este personaje firmó un convenio que obligó al Infonavit a pagar 5 mil 88 millones de pesos a Telra, de los hermanos Zaga, como indemnización por daños y perjuicios por la cancelación de un contrato que no tenía viabilidad jurídica y financiera, además de que la empresa, contratada sin licitación, no tenía el capital, experiencia profesional ni infraestructura para ejecutarlo.

Incluso, el pasado 23 de diciembre un juez federal con sede en Almoloya de Juárez ordenó las aprehensiones de los hermanos Rafael y Teófilo Zaga Tawil, por delincuencia organizada y lavado de dinero, así como por este último delito contra Elías Zaga Hanono, hijo de Rafael.