Improcedentes un 70 por ciento de llamadas de chihuahuenses al 911

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

A pesar de que las bromas pesadas, insultos o acoso en perjuicio de operadores del Sistema de Emergencias 911 tienen un desplome estadístico, persiste el mal uso de la línea por parte de los chihuahuenses.

Tan solo el año pasado, el 70 por ciento de las llamadas atendidas resultaron ser improcedentes.

Este porcentaje obedece a que de un registro anual de 275 mil llamadas, 192 mil 500 estuvieron en la categoría de no procedentes o falsas.

Es primordial la concientización de los ciudadanos para ayudar a reducir la cifra de llamadas: Seguridad Pública.

Sin embargo, Jesús Reyes, vocero de la corporación, ponderó que no todas generan movilización de unidades.

«Pero sí resulta primordial la concientización de los ciudadanos para reducir la cifra», comentó.

Te podría interesar: Llaman a Fiscalía adoptar modelo Gay Friendly en intervenciones con LGBTQ+

Refirió que la clasificación de llamadas improcedentes se desprende en primera instancia de gente que marcó y colgó; luego personas que al ser atendidos se disculparon por una marcación errónea.

Pero existe otro grupo de ciudadanos que confundieron el número de emergencias con una instancia de información, explicó.

«Otro grupo piensa que el 911 es un conmutador para redirigir a líneas de dependencias municipales», compartió.

A decir de Reyes, pese a que son pocas las llamadas que generan movilización, predominan avisos donde se reportan disparos de arma de fuego.

En este caso las unidades realizan rondines en el área, pero ningún ciudadano precisa datos y por ende el hecho termina sin novedad, dijo.

Solo 37 elementos están a cargo del 911

En Chihuahua capital existe un grupo de operadores del 911 conformado por 32 mujeres y 5 hombres; cuentan con equipo de voz y cómputo de última generación.

Se trata de los primeros respondientes ante cualquier emergencia o situación que se reporta a la citada línea, quienes direccionan cada llamada al lugar correcto para ser atendida.

Es primordial la concientización de los ciudadanos para ayudar a reducir la cifra de llamadas: Seguridad Pública.

En los últimos años, una modernización al sistema permitió agilizar los tiempos de respuesta y atención por parte de las diferentes dependencias.

Esto permite atender la emergencia si se cuenta con sólo tres datos básicos: el teléfono, dirección del afectado y el tipo de incidente.

Una enorme diferencia con la plataforma anterior, que resultaba ser lenta para el usuario y alargaba los tiempos de respuesta de las unidades, se informó.

La coordinadora del Centro de Emergencias 911 de la DSPM (mejor conocido como CERI), Karina Cardona, quien lleva 16 años laborando para la dependencia policial, afirma desempeñar su labor con gran orgullo.

«Se trata del primer contacto con el ciudadano para resolver el problema o urgencia que tiene en ese momento», comentó.

«Nosotros somos quienes recibimos el primer impacto, el primer golpe de nuestros clientes, que en este caso son los habitantes del municipio y que requieren algún tipo de ayuda», relat Cardona.

«Contamos con preparación para tranquilizarlos y utilizamos mucho la tolerancia y la paciencia cuando están alterados debido a la emergencia por la que atraviesan en ese momento, pero a pesar de todo es un oficio muy loable», finalizó la funcionaria.

Este texto es original de El Norte Digital con quien Informe Confidencial tiene un acuerdo para publicarlo.

JGR