Nuevo espacio aéreo provoca incremento de contaminación auditiva en CDMX

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Desde hace 11 días, habitantes del sur de la Ciudad de México y de otras zonas de la capital comenzaron a denunciar que el ruido de los aviones es cada vez más fuerte y frecuente.

Esto se debe a que el Gobierno federal cambió las rutas aéreas debido a la próxima entrada en funciones del Aeropuerto Felipe Ángeles, por lo que ahora pasan aeronaves por donde antes no.

“Otro avión, súper cerca, como siempre, no dejan dormir, cada 50 segundos es lo mismo, el ruido es excesivo”, dijo Alejandra Corona, habitante de Álvaro Obregón a Noticieros Televisa.

Te podría interesar: Avión de Viva Aerobus falla con pasajeros a bordo al despegar en Puerto Vallarta

El 25 de marzo, el Gobierno federal modificó e incrementó las rutas áreas en la Ciudad de México.

El rediseño del espacio aéreo ha provocado malestar y protestas de los habitantes por donde ahora pasan los aviones.

El cambio del espacio aéreo provocó el aumento de la contaminación auditiva en varias zonas de la capital.

“Es una situación desesperante, yo me he vuelto muy irritable, la calidad de vida baja en el sentido de que todo el día me está doliendo la cabeza, no me puedo concentrar”, refirió Alejandra Corona, habitante de Álvaro Obregón.

Nuevo espacio aéreo cambio los patrones de contaminación auditiva

Una de las rutas para el aterrizaje era que los aviones ingresaban a la Ciudad de México por la zona del antiguo Toreo de Cuatro Caminos, al norte de la capital, continuaban por el Bosque de Chapultepec, viraban a un costado del World Trade Center en la alcaldía Benito Juárez para continuar a la altura del Viaducto Miguel Alemán hasta llegar al Aeropuerto internacional capitalino.

Te podría interesar: ¿Qué significa TUA y por qué aparece en boletos de avión?

Ahora, las nuevas rutas son, no sólo ingresan por el norte, también por el sur, afectando a más habitantes.

El cambio del espacio aéreo provocó el aumento de la contaminación auditiva en varias zonas de la capital.

Las autoridades han asegurado que el rediseño tiene varios beneficios, entre ellos, la disminución de los tiempos de vuelo hasta 16%, menos demoras, aumento de la capacidad del espacio aéreo, reducción de consumo de combustible y emisión de gases contaminantes.

Por el incremento del ruido, habitantes del sur de la CDMX comenzaron a protestar y organizarse en redes sociales, algunos, como Alejandra Corona fueron más lejos.

“Estamos pidiendo el amparo de la autoridad para que revise a estas autoridades responsables y ejecutoras porque están fuera de la norma. La autoridad no ha hecho ninguna de estas actividades mencionadas, solamente lo que ha hecho es emitir un acto de autoridad improvisado”, comentó.

Tras anunciar la semana pasada en redes sociales que presentaría un amparo contra las nuevas rutas aéreas, Alejandra, abogada de profesión, cuenta que miles de personas la han contactado para sumarse a la demanda.

JGR