Muere Rayan, niño atrapado en pozo de Marruecos (Video)

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Después de cinco días de incertidumbre y de que las autoridades hicieran todo lo posible para rescatar a Rayan Awram, el niño de 5 años atrapado en un pozo al norte de Marruecos, murió antes de que los rescatistas pudieran llegar hasta donde se encontraba.

Alrededor de las 21:30 horas del pasado viernes los rescatistas lograron sacar a Rayan mediante una camilla y los aplausos de los presentes. La misión terminaba, pero los cuerpos médicos lo trasladaban a un hospital militar de Rabat. Desafortunadamente era demasiado tarde, él había muerto. 

A través de un comunicado, la Casa Real de Marruecos declaró que el rey Mohhamed VI llamó a los padres para darles el pésame. Miles de personas se habían acercado a Tamrout, un pueblo de la provincia de Chefchaouen, al norte del país, para mostrar su apoyo a la familia y a los servicios. 

“Tras el trágico accidente que le costó la vida al niño Rayan Oram, su majestad el rey Mohamed VI llamó a los padres del niño que murió después de caer al pozo”, dijo el comunicado del palacio real.

Las autoridades marroquíes movilizaron para ello desde el martes cinco excavadoras y decenas de agentes de Protección Civil, así como miembros de la Gendarmería Real.

Imágenes tomadas el jueves mediante una cámara colocada en el pozo mostraron que el menor estaba vivo y consciente, pero no hubo actualizaciones sobre su condición desde entonces.

Los rescatistas intentaron llevar oxígeno, comida y agua al niño, pero no estaba claro si podía usarlos.

La mezcla de suelos rocosos y arenosos implicó que los rescatistas consideraran que abrir el pozo era demasiado peligroso.

El intento de liberarlo había acaparado la atención del país, con cientos de personas reunidas alrededor del pozo y miles más siguiéndolo por internet bajo el hashtag #SaveRayan.

El padre de Rayan estaba reparando el pozo en Ighara, un pueblo en las colinas cercanas a Chefchaouen, en el momento del accidente. Contó que su hijo se cayó en “el único momento en que le quitó los ojos de encima”.

El niño había caído 32 metros a través de la estrecha abertura del pozo y el rescate se había visto obstaculizado por el temor a un deslizamiento de tierra.


Así fue como los esfuerzos para rescatar al niño de 5 años durante cuatro días tuvieron un final trágico, conmocionando a todo el país y a las redes sociales.

También lee: Se dificultan las tareas para rescatar al niño que cayó a pozo en Marruecos (Video)