Denuncian masacre de civiles en Bucha; tropas rusas se retiran de Kiev

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El domingo el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, declaró en una entrevista concedida a televisión estadounidense, que el ataque de Rusia al suburbio de Bucha, con un saldo de al menos 100 muertes, había sido un “genocidio”. 

Por su lado, el Ministerio de Defensa de Rusia afirmó que las acusaciones son falsas, al tiempo que las definió como “provocaciones”, donde Ucrania busca hacer quedar mal a Rusia frente al Occidente y así provocar que Rusia tenga mayores restricciones económicas.  

En cinco semanas de guerra el conteo de civiles muertos asciende a por lo menos 600.

Tal parece que la estrategia está funcionando, ya que la pronunciación de América Latina ante los ataques de civiles ha sido con propuestas de restricciones económicas, mientras que países europeos como Francia y Alemania han decidido iniciar una investigación para el esclarecimiento de los crímenes de guerra.  

Las fotos que se revelaron de la masacre, muestran imágenes de cadáveres medianamente enterrados, se puede enfocar la herida en las bocas y cráneos que indican el tiro de gracia, se ven cuerpos, casas y tractores incinerados, cadáveres con las manos atadas y fosas comunes.

Te puede interesar: Degradan a generales ucranianos por “traidores”

Es tan evidente en ensañamiento contra personas que no provocaron y que de igual manera no se pudieron defender, muerte de hombres, mujeres, niños y adultos mayores.

La población sobreviviente del suburbio de Bucha convive diario con la escena ya que no se atreven a retirar los cuerpos porque hay rumores de que el territorio está rodeado de minas. 

En cinco semanas de guerra el conteo de civiles muertos asciende a por lo menos 600.

En Bucha, a 37 kilómetros al noroeste del centro de Kiev, el alcalde de la ciudad, Fedoruk, dijo que 300 residentes habían sido asesinados durante un mes de ocupación por el Ejército ruso, incluida la alcaldesa, quien fue torturada y asesinada junto con su esposo e hijo. 

Tras la quinta semana de ocupación rusa, el saldo de las víctimas gira alrededor de las 600 personas. 

MGG