Sentencian a Allison Mack a 3 años de cárcel por su participación en secta NXIVM

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La actriz Allison Mack, fue condenada a tres años de cárcel por su participación en la secta NXIVM, confirmó la Fiscalía del distrito Este de Nueva York.

Detenida en abril de 2018, Mack admitió su culpabilidad un año después en dos cargos de crimen organizado y de conspiración para crimen organizado, y entonces expresó su arrepentimiento y pidió perdón a las víctimas de la secta.

El juez Nicholas Garaufis dictó sentencia en Estados Unidos contra la actriz de “Smallville”, pasará tres años en una prisión federal por su papel en el grupo de culto NXIVM, cuyo fundador, Keith Raniere, fue condenado a 120 años de cárcel por tráfico sexual y otros cargos.

La sentenciada tendrá también que cumplir con otros tres años de libertad condicional, así como deberá realizar mil horas de trabajo comunitario. 

“Usaste tu celebridad para atraer víctimas que confiaron en ti”, le dijo el juez. 

“Demandaste de esas personas material que se uso en su contra”, reiteró el magistrado que, sin embargo, se fue muy abajo de las pautas que obligaban a un mínimo de 14 años para los cargos que aceptó Mack. 

En una carta de tres minutos, Allison Mack se dijo arrepentida y pidió perdón a las víctimas. 

“No imagino el dolor que mis actos causaron y desde el fondo de mi corazón les digo que lo siento “. 

Previamente declaró una de las víctimas que se presentó como Jessica Jones quien dijo que Mack era “una sociópata maligna” y le dijo a ella que “creciste en un mundo privilegiado donde tenías todo y no te fue suficiente; yo no tenía nada y me lo quitaste todo”. 

Garaufis dejó a Allison Mack ir de regreso a casa pero ella deberá entregarse en septiembre para comenzar a cumplir con su sentencia. 

Mack se había declarado culpable anteriormente de los cargos de manipular a mujeres para que se convirtieran en esclavas sexuales de Keith Raniere. 

Ella cooperó contra Raniere y asumió la responsabilidad de ayudarlo a crear una sociedad secreta de mujeres con lavado de cerebro que fueron marcadas con sus iniciales, lo que se esperaba que redujera su sentencia.

También lee: Allison Mack arrepentida de pertenecer a la secta sexual NXIVM

En el año 2015 Keith Raniere formó una sociedad secreta dentro de NXIVM llamada “DOS“, supuestamente “para empoderar a las mujeres y erradicar las debilidades del programa de estudios”.

Estas mujeres se convertían finalmente en sus esclavas sexuales, eran forzadas a realizar tareas domésticas y marcadas a fuego con las iniciales del líder de la secta en una dolorosa ceremonia sin anestesia en las que se les cauterizaba la piel en una zona cercana al pubis.

Además, las víctimas de NXIVM eran extorsionadas con información comprometedora sobre amigos y familiares, fotografías de desnudos y derechos sobre las pertenencias que ellas mismas aportaban. Por eso, muchas tenían temor de dejar el grupo o no obedecer, según la acusación.