Estos son los pros y contras de la reforma eléctrica de AMLO

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La reforma eléctrica propuesta por  el presidente Andrés Manuel López Obrador, avalada por la Cámara de Diputados,  tiene decenas de opositores, pues al contrario de la visión gubernamental podría representar un riesgo para la industria.

El Gobierno federal mantiene la postura que dicha reforma dará un nuevo impulso a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), además de promover un mercado equitativo que beneficie al país y garantice la seguridad energética.

La falta de luz en muchas regiones podría ser una realidad ante la aprobación de la reforma eléctrica de AMLO.

Te podría interesar: MÁS APAGONES Y MAYOR COSTO DE LA LUZ CON LA CONTRAREFORMA ELÉCTRICA

Sin embargo, para la iniciativa privada, así como para diversos analistas y organizaciones ambientales, esta situación no solo tendrá un efecto económico adverso, sino que además desincentivará las inversiones y con ello la transición de México a una generación de energía más limpia.

Los empresarios advirtieron que, de ser aprobada por el Congreso, no solo no podrá cumplir con sus compromisos internacionales, como con el Acuerdo de París, sino que también deberá enfrentar una serie de demandas y recursos legales, pues muchos de los cambios son contrarios a lo que se firmó en diversos tratados comerciales.

Gobierno defiende su reforma eléctrica

En contraparte, el gobierno aseguró que, con la reforma al sector de 2013, se ha buscado beneficiar a los privados con privilegios en el mercado, esto en detrimento de la empresa del Estado.

AMLO pidió respeto a la administración de Joe Biden a la soberanía de México en el tema de la reforma eléctrica.

Te podría interesar: Diputados aprueban, en lo general, reforma a la ley eléctrica de AMLO

Esta polémica ley todavía falta ser avalada por el Senado, aunque es casi un hecho de que sea aprobada por Morena y sus aliados, los cuales se prevé no le hagan modificaciones tal como pasó con los diputados.

JGR