Emprender en pandemia ¿Bueno, malo o el mejor momento?

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La pandemia del Covid-19 dejó más de 7.5 millones de personas sin empleo en México y de ellas, 2.2 millones no se han podido recuperar; sin embargo, los avances en tecnología y la era del homeoffice ha orillado a las personas a emprender nuevos negocios.

Según datos del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), desde el inicio del confinamiento en México, los nuevos empleos generados por emprendedores incrementaron un 30 por ciento, con respecto a datos de 2019.

De los cuáles sus datos señalan que más del 60 por ciento lo hizo para generar riquezas 25 por ciento para marcar una diferencia en el mundo, 10 por ciento por no haber encontrado trabajo y sólo el 5 por ciento para continuar con una tradición familiar.

Emprender en pandemia ¿Bueno, malo o el mejor momento?

También hubo gente que consideró que no era oportuno invertir o emprender un nuevo negocio durante la pandemia, sin embargo, ha sido ésta, la forma de sobrevivir de varias personas ante la falta de apoyos a grandes empresas y los escases de empleos.

Te puede interesar: ¿Quieres emprender? Aquí te decimos cómo crear una empresa

¿Cómo convertirte en un emprendedor en esta época?

A pesar de no ser una tarea sencilla, las oportunidades en internet cada vez hacen que sea menos pesado lanzar un nuevo producto o servicio.

Por ello, distintos expertos señalan que existe una ruta que puede facilitar el trabajo de posicionar tu marca ante el infinito mundo digital.

  • Identifica a tu público

Es fundamental, que antes de emprender, conozcas a qué tipo de público dirigirse, a fin de segmentar el mercado de forma más sencilla en la red.

  • Utiliza las nuevas tecnologías

Antes, las opciones eran escasas, una simple página web y era todo. Ahora, las redes sociales se han abierto camino en el mundo del comercio electrónico, por lo que es más que importante tener perfiles al menos en las más relevantes como Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, entre otras.

  • Sé creativo y sociable.

El que seas nuevo en un negocio, no significa que todo deba ser austero o de una simple forma, hoy en día, hay plataformas de diseño que pueden hacer que tus productos o servicios tengan una mejor presentación y luzcan mejor.

Además, no te olvides de la gente que escribe en redes sociales, el interactuar con los clientes es importante para saber qué hay alguien detrás de la marca que puede resolver sus dudas, o incluso solo interactuar.

  • Conoce a tu competencia.

La competencia no siempre es mala. Así puedes saber si tus productos están a un precio mayor o menor del promedio. También, si haces vínculo con alguien de la competencia, puedes conocer sus proveedores y crear una nueva relación.

  • Vende en línea

Las tiendas en línea son uno de los negocios más rentables en la actualidad. Si logras posicionar tu marca y tus productos se vuelven una necesidad para el usuario, habrás conseguido posicionarse como referencia en tu sector y atraer clientes.