El ‘Callejón del Diablo’ y sus escalofriantes historias

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La Ciudad de México cuenta con rincones llenos de misterio y por ende escalofriantes historias que estremecen a más de uno, tal es el caso del llamado ‘Callejón del Diablo’, ubicado al sur de la CDMX.

Este es un callejón muy angosto ubicado justo en el corazón de la colonia Mixcoac, en la Alcaldía Benito Juárez, la fama de este lugar ha crecido gracias a que se cuentan muchas historias que se han ido trasmitiendo de boca en boca y que también se han ido distorsionando poco a poco. 

Se dice que aquí se aparece el mismísimo Satanás o que se han visto sombras extrañas por la noche, acompañadas de ruidos extraños. 

Hay vecinos que aseguran que el diablo se aparece para robar el alma de quienes se atreven a caminar por ahí. Una de tantas versiones, señala que un joven hizo un pacto con el demonio, mismo que que no se logró cumplir, por lo que Satanás lanzó una maldición sobre él y el lugar donde se hizo la invocación.

Otro de los relatos más conocidos de este lugar es el de un hombre que, incrédulo a los rumores de este callejón, se atrevió a caminar por ahí. Pero apenas dio unos cuantos pasos cuando notó que, detrás de un árbol, había una sombra. No le quiso dar importancia y siguió su paso. Un poco más adelante, la sombra se extendió hasta donde se encontraba y este aseguró haber visto a una criatura horrible que se reía histéricamente. El hombre muy asustado dio media vuelta y salió corriendo. Pero mientras intentaba huir sentía que el suelo bajo sus pies se iba hundiendo para atraparlo e impedirle llegar a la salida

También cuentan que Satanás se le apareció a un borrachito. El hombre intentaba cruzar el callejón pasada la medianoche cuando observó una figura recargada sobre el tronco de un árbol. Pensó erróneamente que era una persona que quería atracarlo y corrió hacia esta para defenderse. 

Un destello de luz iluminó esa figura y el hombre pudo ver que se trataba de un ser parecido al diablo, esto lo hizo salir corriendo de inmediato y también sintió como el piso se hundía para tratar de tragarlo. Cuando hizo pública su experiencia, muchos coincidieron en que algo malo habitaba en esa calle. 

Así, actualmente, quienes pasan por ahí, dicen sentir una presencia que los persigue o los observa.

Si eres de los valientes que quiere salir de dudas, el ‘Callejón del Diablo’ está ubicado entre las calles de Campana y Río Mixcoac.

También lee: Aterroriza mujer fantasma a usuarios de carretera Saltillo- Torreón (Video)