Muere Taylor Hawkins, baterista de Foo Fighters

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Taylor Hawkins, quien durante 25 años fue el baterista de la banda de rock Foo Fighters, falleció en una gira de la banda por Sudamérica. Tenía 50 años.

Por el momento se conocen pocos detalles sobre el deceso. La banda estadounidense señaló en un comunicado el viernes que su muerte era una “pérdida trágica y prematura”.

Foo Fighters tenía programada una actuación en un festival en Bogotá, Colombia, el viernes en la noche. Foo Fighters canceló la presentación en el Festival Estéreo Picnic tras el deceso en un hotel de Bogotá.

El último concierto de Hawkins, el mejor amigo de su líder, Dave Grohl, fue el domingo en otro festival en San Isidro, Argentina.

“Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre”, señaló la banda en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter que fue enviado también por correo electrónico a reporteros. “Nuestros corazones están con su esposa, sus hijos y su familia”.

Te puede interesar: Estos son los mexicanos que han ganado un Oscar

El gobierno municipal de Bogotá señaló en comunicado el sábado que el centro de emergencias había recibido un informe sobre un paciente con “dolor en el pecho” y enviado una ambulancia. También acudió una ambulancia privada, añadió.

Sostuvo que los paramédicos trataron de revivirlo, pero no pudieron, y que se investigaba la causa de muerte.

Vehículos de la policía, una ambulancia y fanáticos de la banda se congregaron en el exterior del hotel del norte de Bogotá donde se cree que se alojaba.

Las autoridades colombianas no realizaron comentarios sobre el deceso. La embajada de Estados Unidos en Bogotá expresó sus condolencias en un tuit.

Después de Grohl, Hawkins era el miembro más reconocible de la banda y aparecía junto al cantante en entrevistas, además de asumir un rol destacado, normalmente cómico, en los memorables videos del grupo y en su reciente película de terror cómico “Studio 666”.

Hawkins era el baterista de las giras de Alanis Morrissette hasta que se unió a Foo Fighters en 1997. Participó en los discos más destacados de la banda, incluyendo “One by One” y “On Your Honor”, y en éxitos como “My Hero” y “Best of You”.

En su libro de 2021, “The Storyteller”, Grohl dice de Hawkins que es su “hermano de otra madre, mi mejor amigo, un hombre por que el recibiría una bala”.

“Al conocernos nuestro vínculo fue inmediato, y nos hemos acercado más con cada día, cada canción, cada nota que hemos tocado juntos. Estábamos absolutamente destinados, y estoy agradecido de que nos hayamos encontrado en esta vida”, escribió el cantante.

Es la segunda vez sufre la muerte de un compañero, ya que Grohl era el baterista de Nirvana cuando Kurt Cobain murió en 1994.

Las redes sociales se llenaron de homenajes a Hawkins el viernes en la noche.

“Que Dios te bendiga Taylor Hawkins. Me encantaba tu espíritu y tu imparable fuerza rockera”, escribió Tom Morello, guitarrista de Rage Against The Machine, en Twitter junto a una foto en la que aparece junto a Hawkins y al cantante de Jane’s Addiction, Perry Ferrell. 

“Qué talento tan increíble, que no necesitaba ser también amable y generoso y genial, pero que de todos modos lo era. El mundo ha sido muy afortunado de tener tus dones por el tiempo que lo hizo”, tuiteó Finneas, compositor, productor y hermano de la cantante Billie Eilish. 

ic