Mujeres al grito de “guerra”

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Para el día Internacional de la Mujer, conocido como #8M, colectivos feministas hicieron llamados para salir a protestar y alzar la voz por todas aquellas amigas, hermanas y compañeras que ya no están. El objetivo era uno: hacer justicia. Salir a protestar a las calles, en las redes sociales, hacer rodadas grupales y otras formas de expresión artística. 

El primero de marzo, mediante su cuenta de twitter, Pandilla Violeta, convocó a todas las mujeres a una huelga de consumo para los días 8 y 9 de marzo; la cita se hizo de las 7:00 am hasta las 20:00 horas bajo el lema #SiParamosNosotrasParaElMundo

La represión contra el movimiento feminista el 8 de marzo pasado aumentó las tensiones sociales de por si ríspidas en el país.

Derivado del primer llamado a la marcha, otras colectivas como Politécnicas al Grito de Guerra y Vikingas CDMX convocaron a una caminata pacífica para el 8 de marzo con cita a la 1:30 pm en el Monumento a la Revolución para salir a las 2 pm y llegar al Zócalo Capitalino. 

Te puede interesar: ¿Buscas comida chilanga? Mata Comedor la tiene

Un dato súper importante que pidieron estas colectivas fue el de portar el cubrebocas en todo momento, llevar gel antibacterial y careta, además de abstenerse a asistir si tienes algún tipo de síntoma de Covid-19 o sospecha que pudieras haberte contagiado. 

Por otro lado, Mujeres Organizadoras Cuajimalpa llamó a sumarse a su protesta virtual, “Dadas las condiciones sanitarias en México y el mundo hacemos un llamado a accionar desde casa y sumarse a la protesta virtual este 8M. La idea es colocar una cartulina o manda con una consigna referente a la lucha en defensa de los derechos de las mujeres fuera de nuestras casas, desde nuestras ventanas o espacios de trabajo“, indica la convocatoria, que pidió usar los hashtags #8M y #mujeresorganizadascuajimalpa.

A diferencia del año pasado, por primera vez, el Palacio Nacional, sede principal de nuestro Presidente de México fue cercado por una enorme valla de metal que no tardó en cambiar de aspecto el pasado 8 de marzo, luego de que fuera intervenida por mujeres de colectivos feministas que lo convirtieron en un muro de memorias por todas las víctimas de feminicidio que se han registrado en nuestro país.

La represión contra el movimiento feminista el 8 de marzo pasado aumentó las tensiones sociales de por si ríspidas en el país.

En un video publicado en Twitter, López Obrador aseguró que “es mejor poner una valla que poner frente a las mujeres que van a protestar a los granaderos, como era antes, no los podemos enfrentar, tenemos que evitar eso, que no haya violencia, que nadie salga dañado, herido”.

La protesta reunió a cerca de 20.000 personas, según datos del organismo, y este año estaba enmarcada en un clima de creciente crispación entre parte del movimiento feminista y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. 

Así, los primeros disturbios se produjeron en el histórico Zócalo, frente al Palacio Nacional, donde los intentos de las manifestantes de derribar las vallas para aproximarse a la sede presidencial acabaron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, que arrojaron gas de extintores sobre las mujeres para dispersarlas. Cabe mencionar que el gas que lanzaron las autoridades quemaba la garganta y ojos de las manifestantes lo que provocó la furia de las mismas.

Algunas manifestantes intentaron derribar con martillos y palos el muro metálico, que tenía alrededor de tres metros de altura.

Amlo indicó que las protestas violentas de mujeres comenzaron en su gobierno por culpa de los conservadores que las impulsan.

El periódico local El Universal informó de que los manifestantes prendieron fuego a los escudos de algunos policías, pero casualmente las llamas se apagaron. No hubo fuero alguno por parte de las mujeres, sin embargo sí se presentó agresión por parte de las fuerzas de seguridad que fueron enviadas por el principal “feminista de México”: Andrés Manuel López Obrador. 

El presidente mexicano considera que detrás de esas acusaciones hay motivaciones políticas y lamentó “que el movimiento feminista sea utilizado con otros fines”. 

Adicionalmente anunciaron que para el 9 de marzo sería el paro nacional como huelga por la situación de violencia que se vive día a día en nuestro país y, por lo que se ve, al Gobierno no le interesa ver que México es uno de los países con más feminicidios de mundo, según datos de la ONU el 99% de estos crímenes quedan en impunidad. 

La violencia contra las mujeres es un tema especialmente preocupante, ya que México es el segundo país de América Latina con más crímenes de mujeres por razones de género, solo por detrás de Brasil, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

El país cerró 2020 con 3.723 muertes violentas de mujeres, sumando feminicidios y homicidios dolosos.

Instagram: @miimu501

FB: @miimu1417

JGR