Aguas Profundas | Los duros de Palacio Nacional

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La semana pasada hubo una reunión en Palacio Nacional. Los duros del sector energético no están dispuestos a ceder nada en la nueva Ley de Hidrocarburos, su programa es que para este jueves 22 de abril ya se tenga la aprobación en el Senado de la República en donde no tocarán nada, no pretenden devolver la iniciativa para una nueva discusión o para agregar algo.

Pero lo que nos dicen de la reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador es que hubo una revisión de las aristas de la ley y que el titular de la SHCP, Arturo Herrera se quedó solo, completamente solo, con sus análisis sobre las consecuencias de la reforma.

Si bien es cierto el análisis que hace la secretaria de Energía, Rocío Nahle es similar a la adoptada por el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, con una posición desafiante frente a la coyuntura.

El titular de la SHCP no está muy a gusto con las demandas que se les van a venir encima y menos los problemas que se derivan de empresas estadounidenses realmente molestas con México.

Te puede interesar: Aguas Profundas | El uso electoral de Pemex y CFE

Los duros en Palacio Nacional, el sector energético no a la Ley de Hidrocarburos.

Katherine Tai, titular de la USTR, es del ala dura del gobierno de Joe Biden y está convencida, realmente, de que el gobierno mexicano ha violado en varios momentos el T-MEC y que la administración de Trump lo asumió como parte del paisaje. Esto no va a ser tolerado ahora y, nos dicen, habrá represalias comerciales que en nada ayudan a la economía nacional.

Nos dicen que tanto Nahle como Herrera entienden la decisión presidencial de empujar la nueva Ley de Hidrocarburos, pero tienen diferencias a la hora de cómo se tendrán que asumir los costos relacionado con la misma.

De otro lado, en Pemex, consideran que la nueva ley implicará un impulso que necesita el gobierno, no la petrolera o sus actividades centrales, para cambiar las cosas en el país.

La nueva Ley de Hidrocarburos que aprobó la Cámara de Diputados es una contrarreforma energética y la SHCP puso en la mesa que sin duda impactará en los precios de los combustibles y, por supuesto, en la inflación.

La avalancha de amparos que se esperan por parte de las empresas es otro tema, los gasolineros están listos y dispuestos a pelear aunque antes les urge tener clara cuál será la visión de largo plazo que tiene el gobierno.

Buzos

1.- Onexpo Nacional, como tal, no se va a subir al ring para pelear los temas de la Ley de Hidrocarburos,en todo caso va a ser un tema que deba cobrar fuerza a partir de las organizaciones estatales y la construcción de una narrativa única. La organización pide mantener las condiciones de competencia y evitar la incertidumbre que genera riesgos a las inversiones realizadas.

2.- Salió libre Alonso Ancira después de llegar a un acuerdo con Pemex que implica pagar 4 mil 297 millones de pesos para reponer los daños causados por la venta a sobreprecio de Agronitrogenados. Lo que se ve mal es que, después de toda la fiesta mediática hecha por la 4T, este acuerdo reparatorio fue aprobado y firmado por Rodrigo Loustaunau Martínez, gerente de lo contencioso en Pemex. Ni siquiera un subdirector o el director jurídico. Hasta ahora no se sabe si el funcionario cuenta con los poderes necesarios para hacer este acuerdo. La decisión política de enviar a un funcionario menor para hacerlo responsable de un acuerdo de 216 millones de dólares es increíble.

Por: Luis Carriles 

Twitter: @luiscarrujos

 Vía: El Sol de México