Mario Marín protegió al hijo pederasta de exdueño del Puebla FC

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La periodista Lydia Cacho reveló que bajo la administración de Mario Marín en Puebla se brindó protección a una red de empresarios pederastas, encabezada por Jean Succar Kuri, en el que está incluido Roberto Javier Henaine Buenrostro.

El empresario Henaine Buenrostro actualmente enfrenta una acusación y proceso en la Ciudad de México, como presunto responsable del abuso sexual de su hija, de cuatro años de edad.

Tras conocerse las acusaciones contra el hijo de Ricardo Henaine Mezher, exdueño del equipo de futbol Puebla y presunto prestanombres de Marín, Cacho explicó sus vínculos en un tuit publicado el pasado 17 de febrero.

De acuerdo con lydia cacho, mario marín encubrió al empresario roberto javier henaine buenrostro. Quien en febrero fue acusado de abusar de su hija de 4 años.

“Ricardo Henaine Mezher es un empresario poblano conocido en medios de comunicación por haber sido beneficiado de prebendas durante los gobiernos priistas de Melquiades Morales y de Mario Marín, el góber precioso”, relató la comunicadora en palabras retomadas por el diario Excélsior.

Te podría interesar: Dictan auto de formal prisión a Mario Marín “El Gober Precioso”

“El primero le otorgó la concesión del Aeropuerto Internacional Hermanos Serdán y un terreno en Angelópolis donde construyó el parque de diversiones Valle Fantástico, el cual le fue retirado por el exgobernador Rafael Moreno Valle para la construcción del Museo Internacional del Barroco, siendo esta una de las razones de su animadversión por el político”, comentó.

En otro tuit, Cacho escribió: “Durante los últimos 15 años procuradores y fiscales de la nación me han refutado investigaciones. Les he respondido de frente y con datos duros: El #PactoPatrialcal integra a todos los partidos políticos con la #ExplotaciónSexualInfantil #AquíNadieSeRinde”.

Queda en evidencia protección de Mario Marín

De acuerdo con la comunicadora, la protección e impunidad con la que actúan los integrantes de las redes de pederastia a la que hace referencia quedó evidenciada con el caso de las acusaciones contra Henaine Buenrostro, que fue absuelto por un juez en la Ciudad de México, el  5 de febrero.

Te podría interesar: FGR captura en Acapulco a Mario Marín, “El Gober Precioso”

El empresario poblano fue denunciado por abuso sexual contra su hija, de cuatro años, en la ahora Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), el 6 de noviembre de 2018.

Mario marín deberá responder por el delito de tortura cometido en agravio de la periodista lydia cacho.

Se abrió la carpeta de investigación CI-FDSFDS-6/UI-DFS-6-02/01110/11-2018, por abuso sexual agravado y violación en contra de una menor en repetidas ocasiones y durante dos años, en contra de Henaine Buenrostro y Henaine Mezher.

De acuerdo con la denuncia, el empresario textilero se divorció de su pareja en 2016, por lo que se estableció que la madre de la menor quedaba a cargo de la custodia de la hija de matrimonio y un acuerdo para el horario de visitas para Henaine Buenrostro.

Los peritajes en psicología establecieron que la menor presentaba episodios de enojo, irritabilidad, inseguridad y ansiedad, relacionados con los delitos denunciados en la carpeta de investigación.

Con las actuaciones del Ministerio Público, el 8 de julio de 2020 se solicitó el ejercicio de la acción penal en contra del empresario, con prisión preventiva oficiosa, así como medidas cautelares para la menor.

El acusado fue citado para comparecer ante el Juzgado 12 en Materia Civil de la Ciudad de México, el 20 de octubre de 2020, pero no acudió y envió una carta, por medio de sus abogados, argumentando que había resultado positivo a Covid-19, por lo que se realizaría las pruebas y tratamientos correspondientes.

El 12 de febrero, el titular del Juzgado 12 en Materia Civil resolvió, fuera de sus atribuciones, absolver al presunto responsable de los ataques a la menor, lo que corresponde a la materia penal, por lo que se solicitó la intervención del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México.

JGR