Llamadas de Aliento: iniciativa que acerca a pacientes de Covid-19 con sus familiares

Llamadas de Aliento: iniciativa que acerca a pacientes de Covid-19 con sus familiares

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Por Alondra Espinoza

De manera inesperada, la pandemia por Covid-19 llegó para desestabilizar al mundo entero y sobre todo a muchas familias que desafortunadamente han pasado días enteros separados y con incertidumbre por la espera de tener un paciente contagiado o con la añoranza de volver a ver a sus seres queridos mientras están dentro de los hospitales. 

Es por eso que, ante la dificultad de poder visitarlos por el riesgo tan alto de infección, la Cruz Roja de Querétaro inició en diciembre la iniciativa, “Llamadas de Aliento”, que une a familias e internados a través de videollamadas, buscando impactar de manera positiva en el estado anímico y psicoemocional de ambas partes.

En entrevista para Informe Confidencial, Paloma Luna, quien se dedica a la atención prehospitalaria desde hace más de 7 años, en la Cruz Roja, explicó que este proyecto tiene como objetivo enlazar a las familias con sus pacientes, quienes por las dificultades de esta enfermedad no pueden estar cerca.

De manera inesperada, la pandemia por Covid-19 llegó para desestabilizar al mundo entero y sobre todo a muchas familias que desafortunadamente han pasado días enteros separados y con incertidumbre por la espera de tener un paciente contagiado o con la añoranza de volver a ver a sus seres queridos mientras están dentro de los hospitales.
Paloma Luna (tercera de izquierda a derecha) junto a los voluntarios. Fotos: Especial

“Aquí en Querétaro, cuando se decide iniciar el proyecto, se abre para todas las áreas de Cruz Roja, con el único objetivo de poder enlazar a los familiares con el paciente que está adentro, ya que el área Covid no recibe ningún tipo de visitas, entonces no hay contacto”, indicó.

Asimismo, contó que al momento de aceptar participar en la convocatoria para ser voluntario en esta iniciativa de solidaridad, la cual es para todas las áreas de la Cruz Roja queretana, capacitan a cada uno de ellos para enseñarles cómo deben colocarse el equipo de protección para prevenir los contagios de Covid, al exponerse con los pacientes; esto consta de un overol, gorro quirúrgico, lentes protectores (goggles), guantes, cubrebocas N45, filtro de respiración, entre otros. 

“Sale la convocatoria y es para todas las áreas, entonces ahí es cuando nosotros decidimos si participar o no. Hubo una capacitación previa sobre cómo colocarnos el equipo y cómo retirarlo para que esto sea de manera correcta y segura. Cumpliendo con eso y con la iniciativa de ayudar, es la manera en que podíamos participar”, explicó. 

Covid-19, Cruz Roja, cubrebocas, IMSS, Llamadas de Aliento, Querétaro - Informe Confidencial

¿Cómo funciona? 

Para realizar las llamadas, los cuatro voluntarios que participan por día cuentan con una tableta electrónica para cada uno, mientras que previamente en trabajo social ubican a las familias y ellos son los encargados de proporcionarles los números de contacto, así como el piso en el que trabajarán y el número de cama, esto “para que todos tengan la oportunidad de enlazar una llamada”.

 Posteriormente, los voluntarios se comunican con los parientes de los internados para saber si están disponibles, su parentesco y así explicarles que el enlace se realizará a través de una videollamada por WhatsApp.

Covid-19, Cruz Roja, cubrebocas, IMSS, Llamadas de Aliento, Querétaro - Informe Confidencial

Nosotros previamente nos comunicamos con ellos para ver si están disponibles y si aceptan la llamada, para que estén enterados que es por medio de WhatsApp para que esto sea por video y no sólo por voz y ya una vez adentro enlazamos a cada uno de los pacientes”, manifestó Paloma Luna.

Te puede interesar: ¡Conmovedor! Médico abraza a abuelito con Covid-19 porque extrañaba a su esposa

Cada videollamada tiene una duración de 5 a 7 minutos y si bien pretenden realizar un promedio de 25 a 30 enlaces cada día de participación, en un horario vespertino, señaló que el pasado 12 de enero lograron enlazar 54 llamadas.

Es por eso que, ante la dificultad de poder visitarlos por el riesgo tan alto de infección, la Cruz Roja de Querétaro inició en diciembre la iniciativa, "Llamadas de Aliento", que une a familias e internados a través de videollamadas, buscando impactar de manera positiva en el estado anímico y psicoemocional de ambas partes.

Paloma ha participado como voluntaria en el IMSS Hospital General Regional 1, que se encuentra en Zaragoza, 5 de febrero, en Querétaro, así como en el Hospital General Regional 2 El Marqués. Es ahí donde ella ha podido presenciar algunas historias mientras ayudan a acercar a los pacientes de Covid que luchan por mejorar, con sus familias.

No sabía que su esposa también tenía Covid

En una de estas videollamadas, nos contó el caso de un señor que estaba internado desde hace varias semanas, pero al estar ahí no se había enterado que su esposa también se contagió de coronavirus, por lo que igual ingresó al mismo hospital. Ante esta situación, dos voluntarios se dieron a la tarea de buscar y contactar con las tabletas a la pareja para que pudieran platicar, una acción que asegura Luna, le gustó, porque fue una forma de que ambos supieran su situación.

“Estaba un señor que llevaba varias semanas dentro del hospital, pero él desconocía que su esposa ya había ingresado contagiada por Covid y por esta ocasión, incluso, hicimos la videollamada de tablet a tablet, entre una compañera y yo para que ellos de cama a cama pudieran platicar. Eso me gusto, porque sino no lo hubieran sabido o no hubieran tenido la forma de contactarse ya que si estaban retiradas sus camas, estaban en el mismo piso, pero estaban de lado a lado”, contó. 

En entrevista para Informe Confidencial, Paloma Luna, quien se dedica a la atención prehospitalaria desde hace más de 7 años, en la Cruz Roja, explicó que este proyecto tiene como objetivo enlazar a las familias con sus pacientes, quienes por las dificultades de esta enfermedad no pueden estar cerca.

Otro caso fue el de un señor de aproximadamente 56 años, quien ya tenía la orden de ser intubado, por lo que se les pidió que lo ayudaran a realizar la videollamada antes de hacerlo. La voluntaria de 27 años indicó que, si bien el hombre se comunicó con sus seres queridos a manera de despedida, sus familiares estaban seguros de su recuperación y le brindaron palabras de aliento.

“Me tocó un señor que el médico indicó que se iba a intubar en  la tarde y entonces pidió que se hiciera más que una videollamada. Él comentaba que lo hacía con la intención de despedirse, afortunadamente los familiares seguían con todo el ánimo”, platicó.

Covid-19, Cruz Roja, cubrebocas, IMSS, Llamadas de Aliento, Querétaro - Informe Confidencial

Asimismo, contó que la salud del paciente que es mayor de edad, se había complicado por lo cual decidieron intubarlo, pero tenía un buen pronóstico. En ese sentido, explicó que “la intubación no necesariamente es un acto de que todo empeora o se complica, sino simplemente puede ayudar a que sus pulmones puedan recuperarse de la mejor manera”.

“El señor sabía, se le explicó y pues estaba consciente que era su mejor opción en ese momento, que se le quedara para poderlo entubar. Él lo hizo como un despido pero su familia lo hizo como un estado de motivación, porque le echaban muchas porras por la videollamada”, aseguró. 

El estado anímico de los pacientes suele subir después de finalizar las videollamadas, esto al sentirse nuevamente conectados con sus seres queridos. Incluso, Paloma asegura que del 20 por ciento de cuestionarios que han realizado tras los enlaces, el 88.8% de los internados señalan sentirse mucho más felices que antes de comunicarse con su familia, lo que comprueba lo importante de esta iniciativa. 

Covid-19, Cruz Roja, cubrebocas, IMSS, Llamadas de Aliento, Querétaro - Informe Confidencial

“El agradecimiento de los pacientes por tener el contacto con sus familiares allá afuera, es lo más constantemente, nos agradecen, nos dicen que Dios nos bendiga, que se nos pague de alguna manera, o sea con bendiciones al hacer esta acción”, afirma. 

Pese a la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19, que ha comenzado a desbordar a los hospitales, Paloma Luna, quien se ha dedicado 7 años a la atención prehospitalaria, enfatiza que el ayudar al prójimo es una de las cosas más gratificantes que tiene su profesión y este proyecto.

Para finalizar, indicó que las personas que siguen saliendo sin protegerse o que no creen en esta enfermedad, no logran “entenderlo hasta que vemos a algún familiar cercano” en esa situación o hasta que se tiene la posibilidad de poder ingresar a un hospital y observar la situación de primera mano. De igual manera, insistió a los escépticos, así como a toda la población, seguir con las medidas de prevención tales como “quedarse en casa, que sigan con el lavado de manos frecuente y sobre todo el uso del cubrebocas correctamente”.

Covid-19, Cruz Roja, cubrebocas, IMSS, Llamadas de Aliento, Querétaro - Informe Confidencial

AE

Artículos relacionados