¿Afecta nuestra salud el cambio de horario?

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Apenas este domingo 4 de abril se implementó el cambio del Horario de Verano en México, por lo que tuvieron que adelantar una hora su reloj, pero cada vez que se realiza esta modificación le afecta diferente a cada persona, ¿pero esto puede afectar la salud?

Todos los seres vivos tienen un reloj circadiano, que está ubicado en el hipotálamo del cerebro y se encarga de coordinar a todo el organismo, por lo que este reloj usa dos señales muy importantes para sincronizarse: la luz del Sol y el horario de alimentación.

En ese sentido, este fenómeno permite que todas las funciones del cuerpo ocurran en el momento adecuado del día, el sueño incluido, de acuerdo con el Instituto de Fisiología Celular de la UNAM.

Te puede interesar: Esto es lo que debes saber del Horario de Verano

Afecta salud cambio horario. Este domingo se cambió el horario de verano en méxico, por lo que tuvieron que adelantar una hora su reloj, pero ¿esto daña a la salud?

A lo anterior, y a pesar de que el tiempo de adaptación a este nuevo horario será relativamente corto para la mayoría de las personas, durante el proceso puede que algunas personas experimenten efectos negativos en su salud física y mental.

Entre los principales efectos que puede provocar el cambio de horario se encuentran algunas alteraciones al sistema nervioso central, que pueden provocar somnolencia, irritabilidad, dificultades en la atención, falta de concentración y en la memoria. 

Además, durante la primera semana en la que ocurre este cambio de horario,suelen presentarse fatiga, una baja en el rendimiento, menor productividad, malestar general, cambios en el estado de ánimo, trastornos digestivos, aumento de secreción del jugo gástrico y aumento nocturno del apetito. 

Sin embargo, aunque este cambio afecta al organismo, no causa un gran daño. “Sentimos que nuestro cuerpo protesta por lo que está pasando, pero no nos va a enfermar, finalmente nos adaptamos”, señaló el Instituto de Fisiología Celular de la UNAM.

¿Cómo reducir los síntomas?

Los especialistas recomiendan cambiar el horario de alimentación y dormir días antes para que el reloj circadiano capte estas señales y le sea más fácil la transición.

Se sugiere mantenerse hidratado, privilegiando el consumo de agua, evitando las bebidas azucaradas y la cafeína, sobre todo durante las noches, ya que pueden impactar en la calidad del sueño. 

También recomiendan, previo a la modificación horaria, adelantar tu hora de ejercicio si lo haces por la tarde, ya que luego de realizar actividad física tienen que pasar por lo menos dos horas para que el organismo llegue al sueño.

AE