Vuela castillo inflable por los cielos; mueren 5 niños en Australia

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Cinco niños murieron y otros cuatro resultaron gravemente heridos después de que cayeron 32 pies (10 metros) desde un castillo inflable levantado en el aire por  las fuertes ráfagas de viento en un evento escolar en Australia.

Las víctimas eran alumnos de entre 10 y 12 años de la escuela primaria Hillcrest en Devonport, en la costa norte de Tasmania, estaban celebrando el final del año escolar cuando ocurrió la tragedia.

“Estos niños estaban celebrando su último día de escuela, en lugar de eso, todos estamos de luto por su pérdida”, informó a los medios el comisionado de policía de Tasmania, Darren Hine.

“Nuestros corazones se quiebran por las familias y seres queridos, compañeros de escuela y maestros de esos niños que se fueron demasiado pronto”, dijo.

De acuerdo con los primeros reportes, una fuerte racha de viento levantó por los aires al castillo inflable, desde donde los niños cayeron alrededor de las 10 de la mañana.

Al inició las autoridades reportaron que cuatro víctimas mortales, dos niños y dos niñas murieron al momento, sin embargo al transcurso de las horas confirmaron que un quinto menor había muerto en el hospital.

Las imágenes de medios de comunicación locales mostraron a agentes de policía consolando a otros compañeros mientras los paramédicos prestaban primeros auxilios a las víctimas.

Los padres llegaron a la escuela para recoger a sus hijos mientras helicópteros llevaban a los heridos a hospitales.

Ante el lamentable accidente, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, mandó sus condolencias a los familiares de las víctimas y dijo que estaba “destrozado por esta tragedia inimaginable”, en declaraciones a los medios locales.

Mueren 5 niños tras volar castillos inflable en Australia

Morrison agregó que pondrá todos los recursos necesarios al servicio de las familias y de la comunidad afectadas por la tragedia.

Por otra parte, el secretario del Departamento de Educación de Tasmania, Tim Bullard, mencionó que la prioridad es atender a las víctimas y los familiares, también con ayuda psicológica.

“Tenemos un equipo en el lugar para prestar apoyo a los alumnos y los empleado, y esto incluye psicólogos, trabajadores sociales y capellanes”, explicó.

También lee: Practican niños parkour en edificio de 22 pisos (Video)