Parosmia; la enfermedad postcovid que hace que los olores sean repugnantes

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Una de las secuelas de padecer Covid es que los alimentos jabón y hasta las personas comienzan a oler mal, al grado de provocar malestares, a esto se le conoce como parosmia.

Este síntoma postcovid es un misterio para los científicos, pues no están seguros de por qué ocurre o cómo curarla.

Te puede interesar: Pese a errores y casi 190 mil muertos por Covid, popularidad de López-Gatell es buena

“Me mareo con los olores. Un olor podrido invade la casa en cuanto se enciende el horno y es insoportable”, describe Clare Freer, quien se recuperó del Covid-19 pero que ahora sufre el mencionado trastorno olfativo.

La mujer de 47 años de Sutton Coldfield, Reino Unido, ha estado padeciendo parosmia durante siete meses y dice que muchos olores cotidianos le resultan repugnantes.

La parosmia es una secuela del covid-19 que convierte los olores en cosas desagradables, al grado de inhabilitar a las personas.

Te puede interesar: Representan secuelas del Covid-19 un reto para sistema de salud

“Las cebollas, el café, la carne, las frutas, el alcohol, la pasta de dientes, los productos de limpieza y los perfumes le dan ganas de vomitar” narró a la cadena de televisión BBC.

Freer contrajo Covid-19 en marzo del año pasado y, como muchas personas, perdió el olfato como resultado.

Parosmia, uno de tantos padecimientos

El sentido regresó brevemente en mayo, pero en junio Clare empezó a rechazar sus comidas favoritas porque tenían un aroma rancio y cada vez que algo entraba en el horno había un olor abrumador a productos químicos o algo quemado.

Desde el verano lleva una dieta de pan y queso porque es todo lo que puede tolerar.

El médico de la mujer dijo que nunca antes se había encontrado con un caso así.

Asustada y desconcertada, buscó respuestas en Internet y encontró un grupo de Facebook con 6.000 miembros creado por la organización benéfica de pérdida de olores AbScent.

Te puede interesar: Estas son las 5 secuelas que presentan los pacientes que superaron el Covid-19

Casi todos habían comenzado con anosmia derivada de la Covid-19 y terminaron con parosmia.

La parosmia es una secuela del covid-19 que convierte los olores en cosas desagradables, al grado de inhabilitar a las personas.

Alrededor del 65% de las personas con Covid pierden el sentido del olfato y el gusto y se estima que alrededor del 10% de ellos desarrollan una “disfunción olfativa cualitativa”, es decir, parosmia u otra afección, fantosmia, cuando huele algo que no se encuentra en el lugar.

Si esto es correcto, 6.5 millones de personas de los 100 millones que han tenido Covid en todo el mundo pueden estar experimentando parosmia prolongada por por coronavirus.

JGR