Atenderá Kamala Harris crisis migratoria en frontera con México

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El presidente Joe Biden anunció que la vicepresidenta Kamala Harris será la encargada de dirigir los esfuerzos de Estados Unidos con México y los países del Triángulo Norte para tratar de detener el flujo de migrantes al país.

Fue durante una reunión en la Casa Blanca que Biden hizo el anuncio, frente al secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas y otros asesores en el tema migratorio. 

“No puedo pensar en nadie más calificado”, afirmó Biden a los periodistas en una reunión en la Casa Blanca junto a Harris y a los jefes del Departamento de Seguridad Interior (DHS) y del Departamento de Salud.

El presidente de Estados Unidos, enviará este miércoles una delegación a la frontera con México, ante el aumento del flujo de llegada de migrantes indocumentados -sobre todo niños- que el mismo ejecutivo reconoció como un “gran problema” ante las críticas de varios sectores.

Biden dijo que Estados Unidos necesitará la ayuda de México y los países del Triángulo Norte -Honduras, Guatemala y El Salvador-, y que Harris “acordó liderar nuestros esfuerzos diplomáticos y trabajar con esos países”.

La Casa Blanca informó que los funcionarios viajarán junto a una delegación de congresistas para visitar un centro para migrantes en Carrizo Springs, en Texas, una de las instalaciones que está bajo presión para acoger al creciente número de menores no acompañados que llegan a Estados Unidos.

Esta es la primera misión que Biden encarga a su vicepresidenta, que siempre lo acompaña en sus comparecencias.

“Esta nueva alza a la que estamos asistiendo comenzó durante el gobierno pasado, pero es ahora nuestra responsabilidad”, precisó Biden en relación a las cifras de las llegadas a la frontera.

También lee: Líderes mundiales felicitan a Joe Biden y a Kamala Harris

Durante la reunión Harris reiteró el mensaje que busca transmitir el gobierno de Biden. “La gente no debería venir a la frontera ahora”, indicó la vicepresidenta.

La vicepresidenta Kamala Harris reconoció que Estados Unidos necesita aumentar la capacidad de procesar las demandas de asilo y de acoger a los migrantes que huyen de la pobreza, la violencia y los desastres naturales en América Central.

“Es un gran problema”, dijo Harris en una entrevista con la cadena CBS en la que también afirmó que el gobierno heredó una estructura muy maltrecha de la anterior administración, que además defendió una política muy agresiva contra la inmigración irregular.

El martes el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y la coordinadora para la frontera sur de Estados Unidos, Roberta Jacobson, sostuvieron una reunión de trabajo para impulsar mecanismos de cooperación que promuevan una migración ordenada, segura y regular en la región.

Discutieron mecanismos para proteger los derechos humanos de las personas migrantes y, especialmente, de los menores de edad y coincidieron en la importancia de impulsar mecanismos de cooperación internacional para el desarrollo del norte de Centroamérica. Ebrard destacó que se plantearon los puntos de vista tanto de México como de Estados Unidos y la información que cada quien tiene sobre diferentes iniciativas.

Por la tarde del martes en un video publicado en el sitio web de la embajada de Estados Unidos en México, la embajadora Jacobson recordó a los migrantes, que intentan llegar a Estados Unidos de manera irregular, ”No vengan a la frontera. La frontera está cerrada”.

Reiteró que los migrantes corren el riesgo de convertirse en víctimas de delitos y trata de personas. Además, la pandemia de Covid-19 es otro factor de riesgo pues viajar y vivir en grandes grupos o campamentos aumenta el riesgo de contraer y transmitir el virus.

Te puede interesar: ¿Quién es Kamala Harris? La primera mujer afroamericana en llegar a la Vicepresidencia de EU