¡CAOS en Haití! saqueos y pandillas hunden al país

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Tras el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, el país del caribe vive una intensa crisis que se ha extendido a todos los ámbitos educativo, laboral y alimentario, además ha obstaculizado el combate a la pandemia por Covid-19.

Uno de los principales problemas, son las pandillas que operan financiadas desde hace tiempo por poderosos políticos y sus aliados; muchos de los que sienten que están perdiendo el control de los grupos armados que cada vez son más fuertes y que han desplazado a miles de personas de sus viviendas.

El caos también azota el país entre luchas territoriales, asesinatos de civiles y rapiña en almacenes de comida, el gobierno de Haití vive una de sus peores crisis y se mantiene desorganizado: no hay Parlamento, ni presidente, existe una disputa en torno a quién es el primer ministro y su cuerpo policial es débil.

Te puede interesar: Al menos 20 muertos y decenas de heridos por accidente en Haití

Ante esta situación las pandillas han adquirido mayor poder y han robado miles de sacos de azúcar, arroz y harina, además de que saquear y quemar casas en la capital, lo que ha desatado que miles de personas busquen refugio en iglesias, campos y en un gimnasio, donde el gobierno y los donantes internacionales batallan para alimentarlos y encontrarles alojamiento a largo plazo.

La Embajada de Haití abrió un libro virtual de condolencias ante esta crisis.

Entre los desplazados hay personas con discapacidad que se vieron obligadas a huir el mes pasado, cuando las pandillas prendieron fuego a un campamento donde se habían asentado luego de resultar heridos en el catastrófico sismo de 2010.

Hipótesis sobre asesinato del presidente de Haití


La policía colombiana identificó al exfuncionario haitiano Joseph Félix Badio, como responsable directo de ordenar a dos mercenarios colombianos matar al presidente Jovenel Moïse, cuando el plan inicial era solo capturarlo.

Badio se había reunido con ambos exmilitares para decirles que su misión era arrestar a Moïse, pero tres días antes de la supuesta operación de captura les dijo que “lo que tienen que hacer es asesinar al presidente de Haití”, señaló el general Jorge Luis Vargas, jefe de la policía colombiana que coopera en la investigación del magnicidio.

La investigación aún no determina si Badio actuó siguiendo órdenes ni los motivos por los cuales se decidió matar al líder haitiano.

Te puede interesar: Exfuncionario de Haití habría ordenado asesinar al presidente Moise