Estados Unidos se “mocha” y compartirá vacunas AstraZeneca con otros países

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El gobierno de Estados Unidos comenzará a compartir 60 millones de vacunas de AstraZeneca contra el Covid-19 una vez que esta supere las revisiones federales de inocuidad, informó este lunes la Casa Blanca a The Associated Press, esto en medio de la creciente presión internacional por el desigual acceso a las vacunas.

En conferencia de prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó la decisión de Estados Unidos de compartir esta vacuna que no se está utilizando en el país porque no ha sido aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y explicó que será este organismo el que determine que las dosis son seguras para su envío al exterior.

Te puede interesar: “Primero Estados Unidos” responde Biden a AMLO sobre vacunas

“Dado el robusto portafolio de vacunas que Estados Unidos tiene y que han sido autorizadas por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos, por sus siglas en inglés), y dado que la vacuna de AstraZeneca no ha sido autorizada para su uso en los Estados Unidos, no necesitamos usar vacunas de AstraZeneca aquí durante los próximos meses”, dijo el coordinador de la pandemia de COVID-19 para la Casa Blanca, Jeff Zients.

“En consecuencia, Estados Unidos está contemplando opciones para compartir las dosis de AstraZeneca con otros países a medida que pasen a estar disponibles”, agregó.

Estados Unidos compartirá vacunas AstraZeneca con otros países

Además, el funcionario explicó que en el país se han producido alrededor de 10 millones de dosis del inoculante de AstraZeneca, pero su “calidad” todavía debe ser evaluada por la FDA, algo que podría suceder en las próximas semanas.

Mientras que otras 50 millones de dosis están en distintos procesos de producción y, de recibir también la autorización de la entidad sanitaria, podrían ser distribuidas en mayo y junio.

La medida amplía enormemente la decisión de la administración del presidente estadounidense Joe Biden, que hizo el mes pasado, sobre compartir unas 4 millones de dosis de la vacuna con México y Canadá.

Cabe reiterar que la vacuna de AstraZeneca se usa ampliamente en todo el mundo, pero aún no está autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). Además, este fin de semana, los reguladores estadounidenses autorizaron reanudar el uso de la inyección de Johnson & Johnson, que es de una sola dosis.

Leer más: ¡Cuidado! Oferta de vacunas falsas contra Covid aumenta en redes

Asimismo, más temprano este lunes, la directora general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Ngozi Okonjo-Iweala, instó a las naciones ricas a exportar más vacunas contra el Covid-19, señalando a Reino Unido y a EU mientras reiteraba la necesidad de garantizar que los países pobres no se queden atrás si el mundo quiere superar la pandemia.

Este llamado a la equidad se produce luego de que las campañas de vacunación han avanzado a tasas muy diferentes entre los países occidentales ricos, que han vacunado a una importante proporción de sus poblaciones; sin embargo, las naciones más pobres del mundo en desarrollo, enfrentan dificultades con el suministro de vacunas.

AE