Revelan que anticuerpos contra Covid-19 podrían ser permanentes

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Las personas que han padecido Covid-19 leve pueden alojar en su cuerpo células inmunes que bombean anticuerpos contra el virus tras muchos meses después de haberse recuperado o incluso para toda la vida, sugiere una investigación de la Universidad de Washington.

En el estudio, publicado en la revista científica Nature, los investigadores señalaron que si bien existen informes acerca de que los anticuerpos disminuyen rápidamente después de la infección, no significa que la inmunidad no sea duradera.

El estudio reveló que los anticuerpos podrían durar de forma permanentemente.

“Es normal que los niveles de anticuerpos bajen después de una infección, pero no bajan a cero; se estabilizan”, señalaron.

Te puede interesar: Amas de casa, jubilados y obreros, mayoría de muertos por Covid en México

Para llegar a estos hallazgos, los investigadores analizaron muestras de la médula ósea de 18 pacientes con intervalos de tres meses, comenzando un mes después de la infección inicial. La mayoría de los participantes atravesaron un Covid leve y solo seis fueron hospitalizados.

Como se esperaba, los niveles de anticuerpos en la sangre de los participantes disminuyeron en los primeros meses después de la infección y luego se estabilizaron en su mayoría, con algunos anticuerpos detectables incluso 11 meses después.

“Aquí encontramos células protectoras de anticuerpos en personas 11 meses después de los primeros síntomas. Estas células vivirán y producirán anticuerpos por el resto de la vida de las personas. Es una fuerte evidencia de una inmunidad duradera”, señalaron.

De acuerdo con el estudio, lo anterior se debe a que si bien una vez que se resuelve la infección, la mayoría de las células inmunitarias se mueren y los niveles de anticuerpos en sangre disminuyen, una pequeña población de células productoras de anticuerpos, llamadas células plasmáticas de larga vida, migran a la médula ósea y se establecen.

Ahí secretan continuamente niveles bajos de anticuerpos en el torrente sanguíneo para ayudar a protegerse contra otro encuentro con el virus.

El estudio reveló que los anticuerpos podrían durar de forma permanentemente.

Te puede interesar: Video: Joven vive en un árbol para no contagiar Covid-19

“Estas células no se están dividiendo. Están inactivas, simplemente se sientan en la médula ósea y secretan anticuerpos. Lo han estado haciendo desde que se resolvió la infección, y continuarán haciéndolo indefinidamente”, añadieron.

JGR