China y Estados Unidos prometen cooperar en lucha contra el cambio climático

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Estados Unidos y China se comprometieron a cooperar en la lucha contra el cambio climático, a pesar de sus múltiples diferencias, ante la cumbre de líderes convocada por el presidente estadounidense, Joe Biden.

Ambos países “están comprometidos a cooperar entre sí y con otros países para abordar la crisis climática con la seriedad y urgencia que exige“, dice el comunicado firmado por el enviado estadounidense para el clima John Kerry y su par chino, Xie Zhenhua.

Asimismo aseguraron esperan “ansiosamente” la cumbre ambiental virtual organizada por Biden que se realizará el jueves y viernes próximos; el comunicado, sin embargo, no aclara si asistirá el presidente chino Xi Jinping.

Biden invitó a 40 líderes mundiales a la cumbre, que se realizará de manera virtual. 

China Estados Unidos cambio climático

En la cumbre, la administración demócrata presentará un nuevo plan con ambiciosos objetivos para reducir la emisión de gases con efecto invernadero. Mientras tanto, exhibe una línea común con su gran rival chino.

De acuerdo a los publicado por ambos países que representan casi la mitad de las emisiones de gases efecto invernadero, habrá una importante cooperación. 

Washington y Beijing dijeron que van por “el fortalecimiento de sus respectivas acciones y cooperación en procesos multilaterales, incluyendo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Acuerdo de París“.

Uno de los acuerdos es fortalecer las “inversiones y la financiación internacionales”, con el fin de apoyar la transición a la energía verde en los países en desarrollo; también eliminar gradualmente, la producción y consumo de hidrofluorocarbonos, gases utilizados en refrigeración, acondicionadores de aire y aerosoles.

Kerry es el primer funcionario de la administración de Biden en visitar China; ello,  abre una esperanza de que las dos partes puedan trabajar juntas en el desafío global pese a las tensiones en otros frentes.

La tensión viene de política como la que aplica China en Hong Kong, así como el trato a los uigures en la región de Xinjiang. Ello ha desatado el malestar de China y que incluso ha denunciado injerencia y no hay que olvidar la guerra económica. 

Al tomar protesta como presidente, Joe Biden dispuso que Estados Unidos regresara al Acuerdo de París, tras la salida decretada por Donald Trump. 

Dicho acuerdo, firmado en 2015, y en el que Kerry negoció cuando era secretario de Estado en la administración de Barack Obama, comprometió a las naciones a mantener el aumento de temperatura no sobrepasara los dos grados centígrados.

Biden espera que su cumbre permita generar compromisos más firmes antes de las conversaciones climáticas lideradas por la ONU en Glasgow que se realizarán a finales de este año.

Durante la ausencia de Estados Unidos con Trump, China asumió un papel importante junto a la Unión Europea en la lucha contra el cambio climático, y el presidente Xi se comprometió el año pasado a lograr la neutralidad de carbono para 2060.

Te puede interesar: Este es el país europeo más afectado por el cambio climático

IV