No más resfriados, el té de cáscara de mandarina puede ayudarte esta temporada

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Desde el mes de octubre la mandarina es la fruta que reina los mercados en México, es barata, tiene un aroma y sabor agradable, pero sobre todo es una de las frutas más sanas. 

Según varios estudios, la mandarina posee múltiples propiedades que valen la pena aprovechar en los días más fríos del año. Sin embargo, no sólo comerla por gajos es buena, también el té de cáscara es muy bueno. 

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, la temporada de mandarina comienza en otoño a finales de invierno, siendo los meses de octubre a diciembre los más fuertes. Actualmente, existen tres variedades de mandarina:  

  • Clementinas: la fruta típica de las fiestas decembrina.
  • Híbridas: creadas con la mezcla de otros cítricos.
  • Satsumas: frutas japonesas más jugosas.

A pesar de ser una fruta pequeña en comparación con otros cítricos como la toronja, es una fuente rica en vitamina C y su aporte de provitamina A puede ser superior al de las naranjas, describe la Federación Española de la Nutrición. 

Además, posee sustancias volátiles responsables de su aroma (limonoides), las cuales se localizan en su corteza, de ahí su delicioso aroma cada vez que retiramos la cáscara.

Te puede interesar:

Opciones de pan de muerto ¡que no te puedes perder!

Conoce cuál es el origen del aguinaldo

¡A disfrutar! Comidas mexicanas que debes probar

Noticias relacionadas