Detectan insólitas señales de radio en el centro de la Vía Láctea

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Un grupo de astrónomos detectó insólitas señales de radio que provienen en la dirección del centro de la Vía Láctea, según un artículo que publica este martes la revista especializada ‘Astrophysical Journal’.

La señal de energía es diferente a cualquier fenómeno estudiado antes y podría sugerir un objeto estelar previamente desconocido, según un nuevo estudio.

De acuerdo a la revista ‘Astrophysical Journal’, astrónomos de diferentes partes del mundo están estudiando raras señales de radio intermitentes que se prenden y apagan de forma azarosa.

Se trata de una nueva señal que tiene una polarización muy alta, y que llega desde el centro mismo de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Estas ondas de radio no se ajustan a ningún patrón actualmente comprendido por la ciencia, por lo que los investigadores están desconcertados.

“La propiedad más extraña de esta nueva señal es que tiene una polarización muy alta. Esto significa que su luz oscila en una sola dirección, pero esa dirección gira con el tiempo”, explica Ziteng Wang, autor principal del nuevo estudio y estudiante de doctorado en la Escuela de Física de la Universidad de Sydney, en Australia.

El brillo del objeto también varía de formas que no pueden explicarse, ya que su factor varía por un factor de 100, y las señales se encienden y apagan drásticamente. “Nunca hemos visto nada parecido”, admite Ziteng Wang.

Si bien existen muchos tipos de objetos estelares que emiten luz variable, como los púlsares, las supernovas y las estrellas que se disparan, este objeto no se corresponde con ninguno de ellos.

“Al principio pensamos que podría ser un púlsar -un tipo de estrella muerta muy densa que gira- o bien un tipo de estrella que emite enormes llamaradas solares. Pero las señales de esta nueva fuente no coinciden con lo que esperamos de este tipo de objetos celestes”

Los astrónomos se han puesto el objetivo de rastrear este objeto para poder comprenderlo mejor, y ya están participando científicos de Australia, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, España y Francia.

El equipo internacional, del cual Wang forma parte, incluye científicos de Australia, España, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica y Francia. Han utilizado diferentes telescopios para poder visualizar el objeto denominado ASKAP J173608.2-321635, pero no lo han logrado. Sus señales de radio han sido demasiado cambiantes.

“Como la señal era intermitente, la observamos durante 15 minutos cada pocas semanas,y luego la fuente desapareció en un solo día” Explicó el co-supervisor de Wang, el profesor David Kaplan de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee.

De momento las señales de radio que llegaron desde el centro de la Vía Láctea podrían corresponderse con un nuevo tipo de elementos llamados Transitorios de Radio del Centro Galáctico, pero aún las disparidades son muchas.

También lee: NASA captura la erupción solar más grande desde hace 4 años