¡Toma nota! Estos son las señales de que tu perro está enojado contigo

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Por muy sorprendente que parezca nuestros perritos también pueden tener momentos de molestia y se enfadan hasta con sus propios duelos. Si bien ellos no usan palabras ni azotarán la puerta para dar a conocer su enojo, existen ciertas señales no verbales que nos dan los lomitos y aquí te diremos cómo identificarlas. 

Causas del enfado en perros

Antes que nada es importante señalar los motivos por los cuales los peludos podrían mostrar enfado. Aunque suene increíble, ellos también pueden sufrir depresión o estrés, pero también existen otras causas más frecuentes.

  • Desequilibrios mentales.
  • Maltrato físico o psicológico.
  • Estrés.
  • Castigos constantes.
  • Mal adiestramiento y educación.
  • Abuso del collar eléctrico.
  • No dejar que liberen su energía (no pasearlos).
  • Ignorarlos.
  • Mala socialización
  • Obligación a realizar algo que no quiere como bañarse.
  • Humillarlos mediante disfraces o similares.

Señales de enfado en perros

Debido a que ellos solo se pueden comunicar con lenguaje no verbal, es de suma importancia aprender a conocer a nuestro perro para poder identificar cuando algo no va bien en ellos y de esta manera detectar las siguientes señales que muestran la molestia de los lomitos.

No te mira a los ojos

Así como con los humanos cuando están enfadados con alguien, los perritos al estar molestos tienden a ignorarte y no dirigirte la mirada.

Lo que puedes hacer es darse un momento de calma y tranquilidad para que tu mascota y tú se relajen, por ejemplo, escuchando música suave.

¡Toma nota! Estos son las señales de que tu perro está enojado contigo

Gruñidos y ladridos

Si bien esto no siempre debe ser así, los gruñidos son un claro signo de que el peludito está incómodo o de mal humor, por lo que podría recurrir a esto a manera de advertencia. Por ejemplo, puede gruñir si tratas de sacarlo de su cama  o cuando un extraño se le acerca e intenta acariciarlo.

Evita el impulso de gritarle o castigarlo por gruñir, pues eso dañará la confianza, no le enseña a tu perro la conducta apropiada y, regularmente puede empeorar el comportamiento agresivo.

Te puede interesar: Aprende gato a ladrar tras criarse con perros (Video)

Orejas retraídas 

De acuerdo con expertos, si sus orejas están hacia atrás y además tiene la cabeza baja y los labios apretados, es una clara señal de enojo o tensión.

Rabo escondido y rigidez: 

Si tu perrito está en una posición de cuclillas con la cola metida entre las patas, muestra que está cauteloso, a la defensiva y podría tornarse agresivo. Esto puede ocurrir luego de algún regaño severo, por lo que si identificas esa posición al momento intenta bajar la voz y hablarle suavemente para restablecer el vínculo y confianza.

Se lame los labios 

Otra forma de mostrar su enojo o angustia es lamiéndose repetidamente la nariz y los labios, en especial si no hay comida cerca o está hambriento. 

Esto puede ocurrir con frecuencia cuando los perros son abrazados por niños o desconocidos, por lo que es necesario detener inmediatamente cualquier contacto.

Se niega a sentarse o estar quieto

En el caso de que tu perro deje de responder a una orden normal, se muestra inquieto y se niega a sentarse, podría indicar que está molesto por algo en su entorno o por algo que hiciste. 

Recuerda también que si te sientes estresado, enojado, frenético, molesto o triste, puedes influir en los sentimientos de tu perro, así que toma medidas para calmarte y esto ayudará a tu mascota a sentirte más cómodo.

Bosteza mucho

No, los bostezos no significan que tu perro esté aburrido, pues en realidad es una señal de que se siente estresado, ansioso, molesto y/o agitado. 

Si notas esta señal procura que de manera inmediata retires a tu perro de la situación con la que no está lidiando bien.

Cabe aclarar que aunque existen varias causas que pueden originar el enfado en tu perro, el comportamiento o forma de reaccionar de tu mascota va a depender del temperamento de este.

AE