¿Cómo andan tus rodillas? Te decimos si tienes que ir al médico

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Aunque se piensa que el dolor de rodillas afecta solo a los adultos mayores,  no es una afección extraña en jóvenes y niños. Cuando este dolor aparece, es muy importante acudir al médico, porque puede ser una señal de algo grave.

¿Cuándo es necesario ir al médico por dolor de rodilla?

La rodilla cuenta con una articulación muy compleja, que puede sufrir diferentes problemas, y que no debe desestimarse. Muchas veces se bromea con que la rodilla duele cuando va a llover, pero lo cierto es que estos síntomas son la señal de alarma de que debes acudir al médico.

El dolor de rodilla puede tener diferentes niveles y deberse a causas diversas. Cuando el dolor es leve muchas veces puede resolverse con un poco de cuidado personal. La fisioterapia y las rodilleras pueden ayudar a aliviar el dolor.

Pero cuando los síntomas son más graves, en algunos casos, tu rodilla puede necesitar una reparación quirúrgica. En todos estos casos, un diagnóstico del médico resolverá las dudas:

-Cuando el dolor de rodilla implica que no puedes soportar el peso de tu propio cuerpo, o de algo que estás cargando.

– En los casos en los que sientes que la rodilla se siente inestable, o está por salirse.

-Cuando tienes una marcada hinchazón o deformidad en la rodilla.

– Si sientes fiebre, además de enrojecimiento, dolor e hinchazón en la rodilla.

-Incapacidad de enderezar, extender o flexionar completamente la rodilla.

Pon atención a estos síntomas de dolor de rodilla

El dolor de rodilla puede ser resultado de una lesión, una ruptura de ligamento o un desgarro de cartílago. Pero también puede ser una señal de algo más grave que puede estar afectando al resto del cuerpo, como la artritis, la gota y las infecciones.

La ubicación e intensidad del dolor de rodilla puede ser muy diversa, y cambia según la causa del problema. 

Los síntomas que a veces acompañan el dolor de rodilla son:

-Inflamación y rigidez.

-Enrojecimiento y temperatura al tacto.

-Debilidad o inestabilidad.

La próxima vez que sientas un dolor de rodilla inusual, que no has revisado con el médico, no pierdas tiempo en agendar una cita, ya que algunas lesiones de rodilla y enfermedades, como la artrosis, pueden provocar más dolor, daños articulares y discapacidad si no se revisan adecuadamente.

También lee: 5 remedios naturales para aliviar los síntomas de la colitis nerviosa