¿Polvo en tu arbolito de Navidad? Así lo puedes quitar

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La Navidad es una de las épocas más alegres del año, pues existen muchos adornos que se pueden usar. Además, estos días son de compartir con los seres queridos y claro, de platillos deliciosos.

Sin embargo, dadas las circunstancias, es necesario adquirir medidas de higiene que nos pondrán a salvo en cualquier momento. De ahí la importancia de saber cómo limpiar tu arbolito de Navidad.

La realidad es que al estar todos los adornos expuestos a la intemperie durante un mes o un poco más, es lógico que se les pegue la contaminación del ambiente. Lo importante es que entre cada uso que tengan, se les limpie y guarde de la forma correcta para que eso no afecte la salud de tu familia. 

La limpieza estos días es vital, por lo que te contamos como puedes mantener tu arbolito de Navidad limpio.

Te puede interesar: ¡Listo el árbol de Navidad! Te contamos sobre su origen

En el caso del árbol de Navidad, aunque existen los naturales; mucha gente sigue prefiriendo comprar un artificial para así poder darle uso durante varios años.

Te hablamos sobre el origen del árbol de Navidad

El bolsillo lo agradece, pero el único problema es que los de plástico guardan mucho más polvo por pasar tantos meses guardado. Por eso se recomienda limpiarlo una vez más antes de montarlo nuevamente con los adornos.

Te puede interesar: ¿Regalos chuscos? Aquí te decimos como funcionan en Navidad

Aquí te contamos los pasos a seguir para limpiar tu árbol de Navidad:

  1. Coloca un plástico o trapo viejo para poner encima el árbol y así evitar que la suciedad se riegue por todas partes.
  2. Si tienes aspiradora, pásala por cada una de las ramas sueltas en el piso. Ten precaución para que la manguera no succione las ramas. En caso de que no tengas máquina, puedes cepillar con una escoba para retirar la suciedad.
  3. Una vez que hayas retirado el polvo, viene la limpieza con agua.
  4. En una cubeta mezcla un poco de agua con jabón suave (nada de químicos abrasivos porque dañan al árbol) y humedece un trapo para que limpies delicadamente las ramas. Entre cada rama que limpies, procura enjuagar bien el paño, para que no se vuelva a distribuir el polvo. Si es necesario,cambia el agua y jabón cuantas veces sea necesario.
  5. Una vez que hayas limpiado las ramas, cuelgalas donde les dé el sol para que se sequen bien. Recuerda que un poco de humedad podría ocasionar un corto con las luces navideñas y no queremos que pase eso. Mientras se secan las ramas
  6. Limpia las patas del árbol con un trapo, para quitar todo lo que se acumula en el piso. Sólo bastará con un poco de agua con jabón y listo.
  7. Al terminar de limpiar, recoge el plástico o trapo que hayas usado y sacúdelo en el exterior.

Te puede interesar: 3 lugares para cortar y comprar tu árbol de navidad natural

Una vez que todo esté seco, tu arbolito está listo para que lo decores. Recuerda que la acumulación de polvo podría desencadenar reacciones alérgicas en tu familia, tal como se menciona en Mayo Clinic. Por eso es importante adoptar esta rutina de limpieza cada Navidad.

JGR