¡Ternurita! Conoce a Mao Mao, el gatito que gana más de mil dólares por evento

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Tal parece que la popularidad de hoy en día en las redes sociales son los gatitos, pues en Chongqing, China, se hizo viral la historia de Mao Mao, un gatito que es una estrella en el modelaje de automóviles que gana hasta mil dólares por evento.

La historia de este minino inició como una broma, debido a que su dueño llamado Zheng, tuvo una curiosa idea para un evento automovilístico, llevar a Mao Mao para que modelara en dicho evento. Su compañero humano lo puso sentado en el volante, simulando conducir el vehículo.

Fue tal la aceptación y ternura que causó el pequeño felino de 2 años, que los asistentes no dudaron en hacer fotografías de Mao Mao e inmediatamente compartirlas en redes sociales hasta que se convirtió, de la noche a la mañana, en toda una referencia en Internet y desde ese momento, la vida de ambos ha dado algunos giros.  

¡Ternurita! Conoce a Mao Mao, el gatito que gana más de mil dólares por evento
https://www.pearvideo.com/video_1728106

Te puede interesar: ¡Llegan las propinas a Twitter! Ahora podrás aportar a tus creadores favoritos

Al ver la popularidad de su “michi”, Zheng comenzó a preparar diferentes vestuarios muy coloridos, que él mismo confecciona, corto el pelo del gatito. Incluso un sinfín de marcas de coches se interesaron en hacerse con los servicios de “modelaje” del gato, que se convirtió en todo un influencer. 

Pero eso no es todo, debido a su repercusión ahora Mao Mao acude hasta cuatro eventos al mes, como máximo, para evitar que se agote y perjudique su salud, y recibe entre 5 mil y 10 mil yuanes, poco más de 700 a 1 mil 400 dólares por sesión de fotografías, según reportó el sitio Pear Video.

Más allá de su ternura y vestimenta, los fans de minino valoran su tranquilidad ante las cámaras en este tipo de eventos, puesto a que no se asusta y se muestra muy cómodo. Quizá porque su dueño ha prometido alimentarlo de la mejor forma posible, sin importar el precio.

AE