¡Directo a la nostalgia! Conoce la historia de juguetes Mi Alegría

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Mi Alegría es una empresa mexicana dedicada a la fabricación y distribución de juguetes didácticos, con la finalidad de despertar una vocación científica o creativa en los niños; quienes han jugado a imitar a sus padres desde tiempos inmemoriales.

Fue una pequeña niña jugando con el maquillaje de su madre la inspiración para su abuelito, quien empezó a crear cosméticos especialmente para niñas que fueran seguros e inofensivos. Pronto capturó la admiración de todas las niñas del país, creando y desarrollando así, una de las principales compañías nacionales de juguetes didácticos y científicos.

¡Directo a la nostalgia! Conoce la historia de juguetes Mi Alegría

La historia de juguetes Mi Alegría

Juguetes Mi Alegría fue fundada en el año de 1956 por el Sr. Ángel Algara de Azcué. Fue un comienzo modesto, con pocos empleados y la maquinaria indispensable. Poco a poco fue dando importancia a los sueños científicos y creativos de la niñez. A través de los años la empresa es una de las más respetables en el ramo juguetero nacional. Dentro de sus series de productos se encuentran la de belleza, científica, química, Astro, Macro, Deportiva, Mini Chef, Robótica ecológica, Slimes, etc.

¡Directo a la nostalgia! Conoce la historia de juguetes Mi Alegría

Los juguetes son en su mayoría sets que incluyen un instructivo para realizar un objeto diferente con ingredientes seguros de manipular. Los pasos a seguir son muy intuitivos, aunque van complejizando de acuerdo al rango de edad. Por eso los videos que muestran cómo funcionan han sido una parte importante de su comunicación; además de un pegajoso jingle que todos nos sabíamos de memoria. “Con juguetes Mi Alegría, siempre felices estamos/aprendemos y jugamos.”

El caso de esta marca local es muy curioso, su comunicación está desconectada de las tendencias globales del consumo de juguetes: figuras de acción, princesas de películas (íconos de la cultura popular estadounidense), o productos de tecnología avanzada. Pero ya sea la nostalgia de los papás, la curiosidad creativa de sus usuarios y la infinidad de posibilidades que ofrecen para crear objetos, la marca se mantiene vigente.

Te puede interesar Cambian juguetes de plástico por ecológicos en Cajita Feliz

LM