¿Eres adicto a las apuestas? Te lo decimos

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El confinamiento ha marcado los hábitos de los ciudadanos, y estos han tenido que buscar la manera de entretenerse. Mientras unos se la pasan pegados a Netflix, otros prefieren los juegos y las apuestas, sin embargo, estos últimos se han vuelto adictos a ellas. 

Y es que no es necesario asistir a un casino, las apuestas están al alcance de un click, ante esto las personas en tratamiento por ser adictas al juego se han sumido en lo que tal vez ha sido la mayor recaída, ahora en semáforo verde en la Ciudad de México.

Como toda adicción el primer paso para una rehabilitación es que el adicto acepte que tiene un problema y el tratamiento más recomendado es el apoyo grupal, es decir, grupos de autoayuda.

Aunque también debe de ser acompañado de un tratamiento cognitivo el cual consiste en acudir a terapia con un especialista para tratar el problema con mayor profundidad.

Las personas cercanas a los ludópatas (nombre que reciben las personas adictas al juego) notan que se encuentran irritables o inquietos al intentar dejar de jugar o jugar menos, mienten sobre la cantidad de dinero gastada en juegos, apostar mayores cantidades de dinero para sentir más excitación.

Apuestan mayores cantidades de dinero para recuperar lo perdido previamente, ya luego viene pedir préstamos constantemente y la comisión de delitos para conseguir dinero.

¿CÓMO SABER SI SOY ADICTO AL JUEGO?

Y si tú crees que comienzas a presentar alguno de esos comportamientos como no poder parar de apostar y jugar, ponte a prueba poniendo un límite. De acuerdo el Centro de Tratamiento SAMADHI, puedes identificar estos puntos:

  1. No deberás gastar más dinero del que habías previsto
  2. Sentir remordimiento después de jugar
  3. Deberás reflexionar si juegas por diversión o por ocio o ya es un comportamiento obsesivo
  4. Ya no disfrutas el juego
  5. El juego altera tu forma de ser e interviene en el actuar de tu vida diaria
  6. Tendencias suicidas, escaso apego por la vida

Recuerda que no existe las buenas o malas rachas en el juego, si pierdes dinero, no trates de recuperarlo jugando más, porque probablemente perderás más de lo que recuperes.

También lee: ¿Verde o roja? Astronautas preparan tacos con chiles cultivados en el espacio (Video)