¡Un milagro! Encuentra plomero 12 millones de pesos en una iglesia

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Como si se tratara de un milagro, un plomero encontró 600 mil dólares (12 millones 549 mil pesos) detrás de un inodoro en  la iglesia Lakewood, ubicada en Houston, Texas, uno de los templos más más grandes y reconocidos en la ciudad gracias a su fundador, John Osteen.

Durante un proyecto de renovación, el plomero Justin Cauley fue contratado para arreglar la tubería de uno de los baños de la iglesia. Mientras rompía una pared para quitar el inodoro se llevó una gran sorpresa cuando encontró cientos de sobres que contenían dinero en efectivo, cheques firmados y hasta órdenes de pago. 

¡Un milagro! Encuentra plomero 12 millones de pesos en una iglesia

Sin embargo, lejos de quedarse con el dinero como un buen samaritano, decidió dar aviso a las autoridades de la iglesia y a la policía de Texas para que supieran de lo ocurrido.

Te puede interesar: Abandonan a ajolotito afuera de una iglesia

Tras el impresionante hallazgo, se dio a conocer que en el 2014 el templo reportó el robo de una caja fuerte con 200 mil dólares en efectivo y 400 mil en cheques que les habían tomado de sus cajas, por lo que el total fue de 600 mil dólares. 

Si bien en ese tiempo la organización ofrecía una recompensa de 100 mil pesos, sumados a los más de 400 mil pesos ofrecidos por Lakewood Church, luego de años sin tener más información ese dinero fue donado a Crime Stoppers of Houston.

No obstante, luego de encontrar los billetes, el caso se volvió un poco sospechoso ya que Joel Osteen, hijo del fundador de la iglesia, y ahora encargado del templo, no hizo el anuncio del dinero encontrado en la última misa parroquial. Hecho que molestó a Justin Cauley y a los propios seguidores de la iglesia, pues consideran extraño que un asunto tan importante lo quieran mantener en las sombras. 

Pese a esto, la directora de Crime Stoppers, Rania Mankarious, decidió entregarle al plomero una recompensa de 20 mil dólares por parte de una organización que había investigado el caso en años anteriores.

Por lo pronto,  la policía de Texas comenzó una investigación para resolver el misterio del dinero robado, pues alguien tiene que responder por los 500 sobres con dinero que se escondieron en el baño de la iglesia.

AE