Conoce el papel del Xoloitzcuintle en el viaje al inframundo (Video)

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

De acuerdo con la tradición ancestral de los mexicas, el perro xoloitzcuintle es una milenaria y peculiar raza sin pelo que se encarga de guiar a las almas y que se ha convertido en un símbolo del Día de Muertos y de México.

El milenario perro xoloitzcuintle, también conocido como “perro azteca”, era uno de los animales más respetados en el México prehispánico, debido a que era quien acompañaba a sus amos en el transitar de la vida a la muerte, en el último y largo camino hacia el Mictlán, el lugar donde se encuentra Mictlantecuhtli y Mictlancihuatl, el señor y la señora de los descarnados.

Conoce el papel del Xoloitzcuintle en el viaje al inframundo (Video)

El Mictlán es el nivel inferior de la tierra de los muertos, al cual se llegaba después de un largo camino que tenían que cruzar todos sin distinción de creencias o clases sociales. Se describe como un lugar tenebroso, obscuro y cavernoso.

En este proceso el perro xoloitzcuintle jugaba un papel muy importante, ya que él acompañaría al difunto en este viaje y hasta la eternidad; por eso en algunos casos incluso se les enterraba junto a sus amos como parte de la ofrenda funeraria para los dioses, lo que los convertía en perros sagrados.

Conoce el papel del Xoloitzcuintle en el viaje al inframundo (Video)

Xoloitzcuintle visto como un Dios

Para entender la importancia de este perro en el México prehispánico es necesario entender el nombre que los antiguos mexicas le designaron: Xoloitzcuintle, viene de la raíz náhuatl “xólotl”, traducido como extraño, deforme, bufón, servidor o esclavo y de la palabra “itzcuintli” que significa perro.

En la cosmovisión mexica, Xólotl es el dios con cabeza de perro que se encargaba de cuidar a los muertos en su camino al inframundo. Era también el dios de la transformación, de lo doble, de la oscuridad, de lo desconocido, el ocaso y la muerte; poseía el don del nahualismo por lo que se convertía en xoloitzcuintle y se cree que fue él quien entregó este perro a los hombres para la salvación de su espíritu.

Conoce el papel del Xoloitzcuintle en el viaje al inframundo (Video)

Era considerado el hermano gemelo del dios Quetzalcóatl (serpiente emplumada) quien en su contraparte representaba la luz y el conocimiento. Ambos dioses eran asociados con el planeta Venus (tlahuizcalpantecuhtli), siendo Quetzalcóatl la estrella del amanecer y Xólotl, la representación del sol nocturno, la estrella del ocaso.

Xólotl anunciaba el retiro del astro rey y lo acompañaba en su trayecto por el reino de la muerte, se dice que juntos luchaban contra la obscuridad para que el sol pudiera renacer al alba. Así de esta misma manera se cree que el perro xoloitzcuintle acompaña a los seres humanos en su viaje por el inframundo ayudándolos a pasar por todos los niveles hasta lograr concluir el viaje.

Conoce el papel del Xoloitzcuintle en el viaje al inframundo (Video)

El Xoloitzcuintle en nuestros días

Actualmente, el xoloitzcuintle es patrimonio cultural de México; un símbolo nacionalista que ha trascendido a los tiempos, un legado cultural de nuestros antepasados que sobrevivió a la conquista española, ya que durante esta época la finalidad era acabar con toda la especie y con los ritos o ceremonias en torno a ellos.

En México existen diferentes criaderos y es posible encontrarlos en sus diferentes variedades; los hay en tres tamaños: standard, mediana y miniatura, existen negros, manchados, color cobre, cafés, etc. Son excelentes guardianes y compañeros, son alegres, tranquilos y sobre todo unos grandes guerreros que, según los especialistas, llevan sobreviviendo en nuestra tierra más de 7,000 años.

Te puede interesar Convierten a la Catrina en piñata para celebrar Día de Muertos

LM