¿Cómo lavar suéteres y ropa invernal sin echarlos a perder? ¡Checa esto!

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La temporada de frío ya está aquí y con ello pues hay que sacar del clóset nuestros suéteres y chamarras. Y para que las prendas que te mantendrán calientito durante toda la época invernal, aquí te dejamos unos consejos para lavar los suéteres y no se maltraten. 

Y es que los suéteres al ser prendas que están hechas de diversos materiales, como son lana, piel, plumas o tejidos de punto, vale la pena que nos pongamos más atención en ellas para cuidarlas y nos duren mucho tiempo. 

No hay que olvidar que por sus tejidos, son muy susceptibles a la humedad ambiental y por ello las técnicas de lavado cotidianas pueden resultar poco eficaces. De ahí que es importante conocer cada tejido y la manera en la que hay que lavarlo. 

Al respecto, Luis Zuñiga, experto de Mr Jeff, lavandería y tintorería a domicilio en México, contó sobre los cuidados que hay que tener a la hora de lavar, sobre todo porque estuvieron un buen tiempo guardadas y que además alarguemos su vida. 

Así que, ¡manos a la obra!

Los suéteres tejidos, además de prendas como bufanda y gorras, pueden lavarse en lavadora. El  secreto está en no utilizar agua caliente ni mucho menos plancharlos porque el tejido se puede deformar y estirar, perdiendo su forma, desgantándolos y hasta apagándose. 

Puede pasar que al estar guardados, huelan a humedad o les aparezcan algunas manchas, por lo que hay que lavarlos con agua fría y evitar colgarlos. 

Pero si se trata de una prenda de lana, hay que lavarla a mano y dejarla secar sobre una superficie plana de forma horizontal, sobre una toalla para que no se deforme. 

Lavar Suéteres Ropa Invernal

Terciopelo y ante

Hay que resaltar que las prendas de terciopelo y ante son muy delicadas, por lo que se recomienda leer cuidadosamente las indicaciones que vienen en la etiqueta. La recomendación es que sean lavados en seco y que no sean planchados sobre una superficie de metal. Casi siempre, es aconsejable llevarlos a los expertos, por ejemplo a una tintorería. 

Plumas

Las prendas con plumas, como son chamarras, tienen cuidados especiales. Y es que cada vez que se someten a un lavado, el material interior se desgasta. De ahí es que se recomienda que este proceso se realice dos veces al año o al terminar la época de frío. Y esto incluye a los edredones y almohadas. 

Lo mejor para lavarlas, es con agua y luego secarlas en una secadora, y al concluir colgarlas para que se ventilen y enfríen. No hay que guardarlas hasta que no estemos seguros de que están completamente secas, pues de otra forma podrían ser caldo de cultivo para hongos.

Si la lavas en casa, antes de meterla a la lavadora, limpia las zonas más sucias con un cepillo de cerdas suaves y una espuma quitamanchas. Y aunque hay algunas recomendaciones de que las prendas con plumas se deben de lavar en seco, la realidad es que un proceso como este, daña la pluma y la hace rígida y amarilla. 

Piel y pelo sintético

 Este tipo de material al mojarse puede dañarse y hasta generar moho. La recomendación es llevarla a la tintorería, aunque si se llega a mojar o se ensucia en exceso, lava a mano con agua y jabón, sacudela fuertemente, y  después cuélgala hasta que seque por completo.

 Si usas estas formas de lavar, secar y limpiar tus prendas durarán más tiempo, pero en caso de dudas, hay que ir con los expertos en caso de dudas.

Te puede interesar: Estos son los frentes fríos que se esperan para 2021-2022

IV

Noticias relacionadas