Celebrará Acuario del Bajío su cuarto aniversario

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El Acuario del Bajío está por cumplir cuatro años el próximo 9 de agosto; se ha ganado gran reconocimiento por proteger a más de 9 mil ejemplares de más de 300 especies, entre ellas tiburones, rayas, medusas, peces de arrecife, tortugas, cocodrilos, víboras, medusas, pez payaso y pez cirujano. 

Entrar ahí se convierte en una grata experiencia, pues sitúa a los visitantes a lo largo de las 11 salas de exhibición, entre las que destacan las zonas de animales de agua dulce, salada y terrestres. 

El recibimiento es la fotografía para captar la visita; después, una puerta te lleva al interior de un “submarino”, en el que muestran algunas imágenes y dan las indicaciones puntuales de lo que se puede o no hacer durante el recorrido, así como las recomendaciones para protección de todos durante la pandemia de Covid-19: “No se quiten el cubrebocas, usen gel antibacterial (que hay entre sala y sala) y no metan las manos ni toquen a los animales”, dice la persona que se encuentra en el primer módulo. 

La zona de agua salada cuenta con un sistema de soporte de vida capaz de filtrar más de 22 millones de litros de agua proveniente del Golfo de México donde conviven tiburones, diversidad de peces y rayas, entre las que destaca Marta, a la que se puede ver nadando a través de la estructura de 180 grados que ofrece una visión perfecta mientras se recorren las salas.

Y para el festejo, abrieron la muestra Barco Hundido, con especies como los tiburones Gata, ballesta Gigante y el cardumen de cirujanos Pimienta, también se encuentran datos en las paredes, mandíbulas y el uso de la tecnología para destacar mitos y realidades de algunos ejemplares. 

Ahí explican que los tiburones son importantes para el ecosistema: controlan las especies de peces y se comen, sobre todo, a los enfermos. En el mundo existen más de 440 especies de tiburones, de las cuales más de 100 están en peligro de extinción, explican en el transcurso de la exposición, no sin antes recordar que el tiburón más grande es el ballena, que alcanza hasta los 20 metros.  

El acuario cuenta con un área especializada a la que se le conoce como Ceconse, integrada por biólogos, veterinarios, acuicultores e ingenieros que supervisan, alimentan, preservan y reproducen las especies.

La inversión para este proyecto fue de más de 300 millones de pesos, provenientes de la iniciativa privada, con el propósito de recibir a más de 700 mil visitantes al año. 

La entrada general es de 180 pesos, con un horario de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas, y de 11:00 a 19:00 horas los sábados y domingos. 

El Acuario del Bajío está ubicado en Blvd. Aeropuerto 104, Cerrito de Jerez Norte, León. Guanajuato dentro del Centro Comercial Altacia.

También lee: Reportan extraordinario nacimiento de pandas gemelos (Video)