¡No lo vas a creer! Con esto hacen los cacahuates japoneses

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Los cacahuates japoneses es la botana que no falta en las reuniones, con su sabor dulce y salado ha conquistado el paladar de muchas personas a lo largo de los años. Pero no vas a creer de qué están hechos. 

¿CUÁL ES SU ORIGEN?

El origen de este producto se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando el japonés Heijiro Kato abrió una empresa y comenzó a contratar a personas, entre ellas Yoshihei Nakatani.

No obstante, Kato fue considerado un espía del Imperio japonés; así el gobierno mexicano determinó el cierre de la compañía dejando sin trabajo a Yoshihei Nakatani, quien se había casado con Emma, una mexicana, con la que tenía cinco hijos.

Pero este no se quedó de brazos cruzados y comenzó a vender botanas aprovechando todo lo que había aprendido en una dulcería de Japón, de esta forma Emma y Yoshihei Nakatani empezaron a comercializar muéganos y una fritura llamada oranda en La Merced.

El verdadero éxito llegó cuando Nakatani creó una nueva botana, hecha con cacahuate cubierto por harina de trigo y salsa de soya, dando como resultado un sabor dulce y salado que enamoró el paladar de los mexicanos.

Los cacahuates se vendían en pequeñas bolsitas de celofán con el nombre de Cacahuate Nipón, en honor al país de Yoshihei; no obstante, muchas personas comenzaron a decirle “japonés”, por la nacionalidad de su creador, llegando hasta nuestros días como “cacahuate japonés”.

¿DE QUÉ ESTÁ HECHA LA CUBIERTA DEL CACAHUATE JAPONÉS?

Los ingredientes han cambiado un poco desde que Yoshihei Nakatani creó los cacahuates japoneses.

Están hechos de maní crudo, harina de trigo, almidón de maíz, jarabe de azúcar, grasa vegetal, agua, sal, bicarbonato de sodio y salsa de soya; además una bolsa de 60 gramos tiene un aporte de 300 calorías.

También lee: Estas son las 5 mejores bebidas mexicanas sin alcohol