¿Ayuda a dormir mejor el modo nocturno del celular? Aquí te explicamos

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Si bien se creía que la función de modo nocturno, que está presente en dispositivos con pantallas como los teléfonos móviles inteligentes, así como en diferentes redes sociales, que tiene como finalidad reducir la luz azul en favor de tonos anaranjados, ayudaba a mejorar sueño al utilizarse antes de dormir, esto fue desmentido. 

En un estudio publicado en la revista académica Sleep Health, realizado por investigadores de la Universidad Brigham Young (BYU), de Estados Unidos, esa fue la primera conclusión como recoge la institución en un comunicado.

En el estudio analizaron el sueño de 167 personas adultas jóvenes de entre 18 y 24 años que usaban móviles a diario, a quienes se les pidió que pasasen al menos ocho horas en la cama utilizando un sensor acelerómetro en la muñeca para medir su sueño.

¿Ayuda a dormir mejor el modo nocturno del celular? Aquí te explicamos

A una parte de los participantes se les solicitó que usaran su celular en modo nocturno, a otros que lo utilizaran, pero sin activar este sistema y al resto que no mirasen el móvil.

A través del uso del acelerómetro, la investigación fue capaz de medir el tiempo de sueño, la calidad, el momento del despertar, así como el tiempo que la persona tardó en conciliar el sueño cada uno de los grupos.

Te puede interesar: Así podrás poner música en tus estados de WhatsApp

Señalaron en la investigación que de toda las muestras, no hubo diferencias entre los tres grupos”, ha afirmado 

El profesor de psicología de PYU y autor del estudio, Chad Jensen, señaló en la investigación que de todas las muestras, “no hubo diferencias entre los tres grupos” y aseguró que “el modo nocturno no es superior a usar el móvil sin modo nocturno o no utilizar el teléfono”.

Antes de esta investigación se creía que el modo nocturno, que potencian la luz anaranjada y reducen la cantidad de luz azul, lograba de esta manera no afectar a la producción de melatonina y no interferir tampoco en los ciclos de sueño.

Se creía que la función de modo nocturno, ayudaba a mejorar el sueño.

En ese sentido y al no contemplar diferencias, el estudio dividió a todos los participantes en dos grupos: los que durmieron alrededor de siete horas, cerca de las ocho horas recomendadas, y los que durmieron seis o menos.

En  el segundo grupo no se apreciaron cambios, pero entre quienes durmieron menos, la investigación observó diferencias en la calidad de sueño en función del uso del móvil, debido a que aquellos que no usaron el móvil tuvieron una mayor calidad de sueño que los que sí lo utilizaron, en modo nocturno activado o sin él.

Por eso los investigadores han concluido con el estudio que no solo la luz azul crea dificultad para dormir y empeora la calidad de sueño, sino que deberían tenerse en cuenta otros factores como la actividad psicológica al escribir mensajes, deslizar o publicar.

Aunque hay mucha evidencia que sugiere que la luz azul incrementa el estado de alerta y hace más difícil dormir, es importante pensar en qué parte de esa estimulación es por la emisión de luz frente a otras estimulaciones cognitivas y psicológicas”, ha concluido Jenssen.

AE